La fortaleza del informe laboral en Estados Unidos incrementa las expectativas de una subida de tipos

Enrique Díaz-Álvarez10/Nov/2015Análisis del Mercado de Divisas

El informe de nóminas no agrícolas de Estados Unidos, publicado la semana pasada, fue el gran protagonista en los mercados. Destacó por la fortaleza de sus cifras, por encima de las expectativas, y aumentan enormemente la posibilidad de un aumento de tipos de interés por parte de la Reserva Federal en su próxima reunión de diciembre, en linea con nuestras previsiones.

El optimismo en Estados Unidos, comparado con unas declaraciones pesimistas por parte del Banco de Inglaterra el día anterior y los datos de Alemania, continuamente decepcionantes, ponen en relieve, aún más, la divergencia entre las políticas monetaria de Europa y del gigante norteamericano. Debido a todo esto, no es extraño que el dólar se disparase respecto al resto de monedas principales, con la excepción notable del real brasileño que subió más de un 2% la semana pasada y parece estar en el proceso de recuperarse de la venta masiva sufrida en las últimas semanas.

EUR

En nuestra opinión, cualquier duda en torno a la posibilidad o no de que el Banco Central Europeo incrementara los estímulos monetarios en su próxima reunión de diciembre, se ha disipado y ahora parece ciertamente evidente, tras los débiles datos de producción industrial publicados en la Eurozona la semana pasada, incluido el dato de Alemania, lo que resulta particularmente negativo, ya que el escándalo de Volkswagen aún no ha tenido impacto potencial en los datos. Aunque el indicador de confianza empresarial sigue en niveles consistentes con un crecimiento del 2%, pensamos que es un dato demasiado optimista y no creemos que el BCE espere a que éste sea consistente con los deprimentes datos de producción industrial para ampliar su actual programa de compra de bonos, sino que esperamos que lo haga en su reunión de diciembre, decisión que debería seguir presionando al euro a la baja.

GBP

La reunión del Comité de Política Monetaria (CPM) de noviembre nos dejó una sorpresa negativa. Vimos una votación con resultado igual que en la anterior reunión, de 8-1 a favor de mantener los tipos de interés sin cambios, unido a unas declaraciones y previsiones muy cautas. El Banco de Inglaterra espera que el nivel de inflación se mantenga por debajo del 1% hasta finales de 2016. Quizás aún más importante fue la mención, no menos de cuatro veces, a la debilidad económica global. Además, la fortaleza de la libra esterlina está actuando como factor de amortiguación para las presiones inflacionistas. Esto significa que el desarrollo global es un factor decisivo para el calendario de subida de tipos, junto con los dos factores tradicionales que la Comisión de Política Monetaria se ha centrado en observar hasta ahora, que eran la evolución de la demanda interna y del mercado laboral. No sorprendía por tanto que la libra cayera frente al euro y el dólar tras estas declaraciones y que siguiera haciéndolo a finales de la semana pasada tras publicarse los fuertes datos del mercado laboral en Estados Unidos.

Retrasamos nuestras expectativas de una subida de tipos por parte del Banco de Inglaterra hasta el tercer trimestre de 2016 y de manera consecuente revisaremos nuestra previsión de la libra esterlina moderadamente a la baja en nuestro próximo informe de monedas más importantes (informe G10).

USD

La fortaleza del mercado laboral de Estados Unidos fue confirmada el viernes pasado, con la publicación del tan esperado informe de nóminas, con una creación de empleo neta de 271.000 puestos en octubre, muy por encima de los 180.000 esperados. Además, el desempleo cayó al 5,0%, situándose de nuevo en la definición de pleno empleo de la Fed. Por su parte, Yellén debe estar especialmente contenta con el aumento de los salarios, del 0,4% este mes, que sitúa al incremento anualizado de nuevo en el 2,5%.

Como venimos apuntando desde hace algún tiempo, la economía de Estados Unidos ya no se encuentra en una situación de emergencia y su postura de política monetaria ya no está justificada. El último informe del mercado laboral hizo que las expectativas del mercado en relación a la subida de tipos en diciembre por parte de la Fed, crecieran del 30 al 70%. Nosotros pensamos que la probabilidad debería ser incluso más alta y en ausencia de una crisis financiera, esperamos que la Reserva Federal comience a subir tipos de interés en su próxima reunión de diciembre.

Confiamos en que esta información sea de su interés. Si desea recibir más información o asesoramiento para estrategias de cobertura, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.