Draghi sentencia al euro a la baja al afirmar que nuevas medidas expansivas son muy probables en diciembre

Enrique Díaz-Álvarez26/Oct/2015Análisis del Mercado de Divisas

La semana pasada apuntábamos, con un informe especial tras la reunión del Banco Central Europeo, a la importancia que ésta había tenido para los mercados, después de que Draghi señalara posibles medidas adicionales en diciembre. Concretamente, el Presidente del BCE sugería que con gran probabilidad la reunión de diciembre servirá para ampliar el programa de flexibilización actual, tanto en tamaño como en duración. El euro reaccionó cayendo fuertemente respecto al dólar tras la comparecencia y siguió haciéndolo hasta el cierre del mercado estadounidense el viernes.

La moneda común arrastraba a la mayoría de monedas europeas, que acababan la semana cotizando a la baja entre un 2,5-3% respecto al dólar. En cuanto al euro, esperamos que reanude su tendencia a la baja respecto a sus principales pares.

EUR

Venimos apuntando desde hace tiempo a la necesidad de que las autoridades monetarias de la Eurozona actúen, ante un contexto de crecimiento muy débil e inflación negativa. El jueves, como esperábamos, el BCE finalmente reaccionaba a este y otros riesgos a la baja en su reunión de política monetaria de octubre, anunciando que, con alta probabilidad, en la reunión de diciembre se podrían tomar medidas adicionales de flexibilización, no sólo relacionadas con la extensión del programa actual, sino también posibles nuevos recortes de tipos para depósitos.

Resulta curioso que el pesimismo del BCE llegara en una semana donde los datos económicos publicados fueron moderadamente positivos. El PMI compuesto aumentó ligeramente en octubre y las facilidades crediticias parecen aumentar, lo que indica que el programa de flexibilización cuantitativa actual comienza a tener impacto en la economía real. No obstante, será difícil ver un rally del euro sostenido frente a otras monedas, ante las expectativas del BCE de lanzar mayores medidas de estímulo.

GBP

La semana pasada vimos una sorpresa en las cifras de ventas minoristas de Reino Unido, fuertemente al alza en el mes de septiembre. La cifra general aumentó un 1,9% en el mes, mientras que el crecimiento anual se sitúa en el rango del 6-7%, sugiriendo que por fin la caída del desempleo y el crecimiento salarial pueden traducirse en un aumento de la confianza del consumidor y por tanto un incremento del consumo. Aunque las ventas al por menor son altamente volátiles y propensas a revisiones, los datos de la semana pasada apoyaron nuestra visión de un crecimiento saludable de entre el 2-3% y un posible aumento de tipos de interés por parte del Banco de Inglaterra en el segundo trimestre de 2016, antes de lo que el mercado espera.

USD

La semana pasada se publicaron datos del mercado inmobiliario muy fuertes. Tanto la construcción de nueva vivienda como algunos indicadores sobre permisos otorgados para nueva vivienda aumentaron fuertemente en el tercer trimestre de 2015. El panorama de crecimiento del PIB en Estados Unidos parece aclararse para el tercer trimestre, y es que la demanda interna está creciendo a un muy buen ritmo del 3% en términos anualizados. Esperamos, que esto combinado con el rebote en la creación de empleo y el crecimiento salarial que prevemos, proporcione respaldo suficiente para que la mayoría de los miembros del FOMC voten a favor de una primera subida de tipos en la reunión de diciembre.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.