Débil informe de nóminas en Estados Unidos descarta una subida de tipos en octubre

Enrique Díaz-Álvarez05/Oct/2015Análisis del Mercado de Divisas

La atención de los mercados se centraba la semana pasada en la publicación del informe del mercado laboral en Estados Unidos, correspondiente a septiembre, debido a la implicación del mismo en el calendario de subidas de tipos de la Reserva Federal. El resultado fue decepcionante, ya que mostró que el ritmo de creación de empleo se ha desacelerado desde los 200.000-250.000 puestos de empleos a los que estábamos acostumbrados, hasta un nivel por debajo de los 200.000, mínimo de los últimos cuatro meses. La reacción de los mercados fue destacable. Después de la inicial venta masiva de dólares, el billete verde procedió a recuperar más de la totalidad de sus pérdidas respecto a las principales monedas europeas, acabando la semana con ganancias.

En nuestra opinión, la debilidad del informe de nóminas descarta una subida de tipos de interés en octubre. Sin embargo, habrá otros dos informes de nóminas más antes de la reunión de diciembre, de los que esperamos resultados por encima de los 200.000 puesto de empleo de nuevo, lo que proporcionaría un respaldo suficiente para que la Fed subiera tipos antes del fin de año.

EUR

Los datos publicados la semana pasada en la Eurozona apoyan la teoría de aquellos que esperan una expansión del programa de flexibilización cuantitativa del BCE. La inflación vuelve a estar en territorio negativo, motivada por los bajos precios del petróleo. Sin embargo, no todas las presiones deflacionistas se deben a los precios de las materias primas, también la inflación subyacente se sitúa por debajo del 1%. El desempleo parece estar estancado en un altísimo 11% y la tasa de mejora se ha ralentizado a un ritmo lentísimo, del 0,05% al mes. La combinación de estos datos dispara las alarmas sobre si las previsiones de inflación del BCE se podrán alcanzar o no. Esta fue la opinión del mercado la semana pasada, ya que el euro no logró beneficiarse en absoluto del débil informe del mercado laboral en Estados Unidos y terminó la semana con una ligera pérdida frente al dólar.

GBP

La semana pasada se publicaron resultados sólidos del sector servicios de Reino Unido. Los servicios han ido creciendo a un ritmo superior al 3% en los tres meses anteriores a julio. Este optimismo se atemperó ligeramente por la caída del PMI en agosto, aunque aún esperamos un crecimiento de entre 2,5 y 3% para el tercer trimestre. El sólido rendimiento, junto con la mejora del mercado laboral acompañado del crecimiento de los salarios, que siguen aumentando en términos reales, deberían ser suficientes para justificar una primera subida de tipos por parte del Banco de Inglaterra en febrero de 2016, para lo que esperamos que más miembros del Consejo de Política Monetaria (MPC) se posicionen a favor de una subida de tipos inmediata en la próxima reunión del Banco de Inglaterra.

USD

El informe del mercado laboral de septiembre, publicado la semana pasada, fue una gran decepción. La creación de empleo se redujo a 139.000 puestos y los datos de los dos últimos dos meses se revisaron a la baja. El desempleo se mantuvo sin cambios en el 5,1% y el crecimiento salarial se desaceleró notablemente, manteniéndose estable en septiembre y a un crecimiento anual del 2,2%.

El informe fue un revés para los dirigentes de la Fed, cuyos resultados creemos que descartan una subida de tipos en octubre. Mantenemos nuestra previsión de una subida de tipos en diciembre, pero esto dependerá claramente de los resultados de los próximos dos informes de nóminas que esperamos antes de la reunión de diciembre. Creemos que esta desaceleración en la creación de empleo es incompatible con otros indicadores positivos de la economía estadounidense, por lo que esperamos que la creación de empleo vuelva al nivel de los últimos doce meses, entre los 200.000-250.000 puestos de trabajo, por lo que mantenemos nuestra prevision de una continua apreciación del dólar.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.