Draghi consigue que el euro pierda sus ganancias y Yellen acelerar el dólar

Enrique Díaz-Álvarez28/Sep/2015Análisis del Mercado de Divisas

En ausencia de nuevas publicaciones de datos macroeconómicos, los mercados se han centrado en las comunicaciones y declaraciones de los principales bancos centrales del mundo. La Presidenta de la Fed, Yelllen, sorprendió a los mercados con una contundente aclaración sobre el pesimismo de sus declaraciones la semana anterior. El Presidente Draghi, por su parte, envió un mensaje mixto, que parecía indicar que el BCE está preocupado por los riesgos a la baja de los indicadores de la Eurozona y sigue observando cuidadosamente el comportamiento de la moneda, pero no está listo para expandir el programa de flexibilización cuantitativa todavía. Como resultado, el euro cedió la totalidad de las ganancias conseguidas desde la reunión de la Fed de septiembre, para acabar por debajo del nivel previo a la reunión; mientras que la libra se debilitó aún más por los comentarios pesimistas del Comité de Política Monetaria (MPC) y perdió terreno frente a casi todas las monedas del G10.

EUR

Los indicadores líderes de la Eurozona se mantuvieron sin grandes cambios en septiembre. El dato de confianza empresarial, el PMI compuesto, cayó marginalmente y se mantiene a un nivel que históricamente ha sido consistente con un crecimiento económico del 2%, aunque últimamente el PMI ha tendido a sobrestimar un tanto los resultados económicos reales.

El escándalo de las emisiones de Volkswagen podría ser causante de un riesgo para la economía alemana, donde la industria automotriz es responsable de casi una quinta parte de las exportaciones alemanas, por lo que la pérdida de cuota de mercado mundial en la fabricación de automóviles alemanes tendría efectos notables en la economía alemana. En el frente político, las elecciones catalanas abren la temporada de otoño de posibles riesgos políticos para la moneda común. Los independentistas catalanes no lograron alcanzar el 50% de los votos, pero disfrutarán de una mayoría absoluta en el Parlamento regional gracias a las peculiaridades del sistema electoral. Además han indicado que este resultado será suficiente para que puedan emitir una declaración de independencia. Seguimos pensando que los riesgos políticos en la zona euro serán mayores que los económicos en el futuro previsible.

GBP

La semana pasada fue poco relevante para Reino Unido en cuanto a datos macroeconómicos se refiere. Los mercados de divisas se centraron principalmente en los comentarios de Broadbent y Cunliffe, miembros del Comité de Política Monetaria, que resultaron cautos y no particularmente esclarecedores. Por nuestra parte, seguimos apuntando a febrero como la fecha de la primera subida de tipos. Estaremos muy atentos al resultado de la votación de noviembre, donde esperamos que más miembros pidan un aumento de tipos inmediato. De lo contrario, revisaremos nuestras previsiones, retrasaremos nuestro calendario de subida de tipos y rebajaremos nuestras pronóstico de la libra esterlina frente a las principales monedas.

USD

Los informes publicados la semana pasada en Estados Unidos fueron en gran medida tranquilizadores. El PIB del segundo trimestre fue revisado al alza hasta el 3,9%, los indicadores del mercado de la vivienda se mantuvieron sólidos y las solicitudes de desempleo semanales continúan cerca de mínimos de las últimas décadas. La avalancha de fuertes datos para el dólar fue reforzada aún más por el discurso de la Presidenta Yellen el 24 de septiembre, donde declaró explícitamente que la mayoría de los miembros del FOMC (Comité Federal del Mercados Abierto) espera subir los tipos de interés antes de final de año, y que tanto la reunión de octubre como la de diciembre son fechas abiertas a que esto ocurra, en línea con nuestra previsión, a lo que otorgamos un 50-50% de probabilidad a que finalmente el FOMC decida aumentar tipos en la reunión de octubre o de diciembre, lo que viene acompañado de un continuo fortalecimiento del dólar frente a las principales monedas del G10.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.