Análisis previo a la reunión del FOMC de septiembre

Enrique Díaz-Álvarez16/Sep/2015Análisis del Mercado de Divisas

Desde que la Reserva Federal eliminara de sus declaraciones de política monetaria la necesidad de ser “pacientes” en diciembre del año pasado, los mercados de divisas se han centrado principalmente en atisbar el momento exacto de la primera subida de tipos de interés en Estados Unidos desde 2006. Las declaraciones de la Fed, impulsadas por la mejora constante de las condiciones económicas en EE.UU., han contribuido a un fuerte repunte del dólar estadounidense desde mediados de 2014 (gráfico 1), debido a que el momento de la histórica subida de tipos de interés se acerca.

Gráfico 1: Índice del dólar (2010-2015)

grafico 1. indice del dolar. analisis divisas de ebury

Fuente: Thomson Reuters Datastream Fecha: 09/09/2015

Todas las miradas se centran ahora en la reunión del FOMC (Comité Federal del Mercado Abierto) y el posible anuncio de tipos de interés este mes, el jueves 17 de septiembre.

Creemos que el estado de la economía estadounidense justifica un subida de tipos de interés. El crecimiento económico en Estados Unidos se ha recuperado con fuerza en el segundo trimestre tras la desaceleración inducida por factores climatológicos a principios de año, registrando una expansión mayor de la esperada, del 3,7% sobre una base anualizada.

En paralelo, el mercado de trabajo también ha mostrado continuos signos de fortalecimiento. Las nóminas no agrícolas siguen creciendo a un ritmo constante, ligeramente superior a 200.000 puestos de trabajo netos al mes, muy por encima de las estimaciones de crecimiento de la fuerza laboral en Estados Unidos. El desempleo se encuentra justo en el nivel al que la Fed considera “una tasa normal de desempleo a largo plazo”, al 5,1%, mínimo de los últimos seis años; mientras que el crecimiento de los salarios ha repuntado ligeramente por encima de los niveles de inflación.

Gráfico 2: Empleo no agrícola en Estado Unidos (2010-2015)

grafico 2. nóminas no agrícolas en estado unidos. analisis divisas de ebury

Fuente: Thomson Reuters Datastream Fecha: 09/09/2015

Por otra parte, tanto las ofertas de empleo según JOLTS (una medida de ofertas de empleo vacantes) como la tasa de abandono (número de personas que dejan su trabajo en Estados Unidos), se han normalizado a niveles previos a la crisis financiera. Las ofertas de empleo en particular han obtenido resultados muy positivos, llegando en julio a un récord máximo de 5,75 millones.

El principal problema para la subida de tipos en Estados Unidos y por tanto para la normalización de la política monetaria del gigante americano es, sin duda, la debilidad de la economía global, liderada por los recientes acontecimientos en China. Y es que la devaluación del yuan chino en agosto provocó una venta masiva en los mercados financieros de todo el mundo, lo que ha aumentado la preocupación sobre una desaceleración económica mundial.

La última reunión de política monetaria de la Fed en julio tuvo mensajes mixtos. Mientras que los dirigentes políticos reconocieron que el momento de un endurecimiento monetario se “aproximaba”, dejaban claro que esto dependía mucho de la continua publicación de datos económicos positivos.

Creemos que el estado de la economía estadounidense justifica un subida de tipos de interés, aunque sabemos que esta decisión estará muy ajustada.

De acuerdo con el modelo de Bloomberg que analiza la probabilidad de tipos de interés a nivel mundial, los mercados están actualmente valorando alrededor de un 30% de posibilidades de que el aumento de tipos se produzca en septiembre, con un 60% de probabilidad a que los tipos se suban al menos una vez en 2015. Sin embargo, creemos que se está subestimando la posibilidad de subida de tipos en septiembre. Los informes económicos desde la reunión del FOMC de julio han sido consistentes y positivos, incluyendo dos informes de nóminas y las cifras de crecimiento del segundo trimestre. Aunque reconocemos que no hay peligro de un repunte de inflación en Estados Unidos, seguimos sosteniendo la opinión de que la política monetaria actual ya no está justificada.

Por todo lo anterior, creemos que la Reserva Federal comenzará su subida de tipos en la reunión del 17 de septiembre; sin embargo, la decisión estará inevitablemente muy ajustada y con casi total seguridad no existirá unanimidad entre los miembros del FOMC.

Un aumento de tipos de interés en Estados Unidos este año, ya sea en la reunión de septiembre o más tarde, sería un fuerte apoyo para el dólar respecto a la mayoría de sus principales pares. La divergencia existente entre la política monetaria de la Fed y el Banco Central Europeo, forzará la depreciación del euro frente al dólar estadounidense en los próximos de doce a dieciocho meses, con ganancias graduales del dólar respecto a la libra esterlina.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.