Las monedas de mercados emergentes caen drásticamente y el euro actúa de moneda refugio

Enrique Díaz-Álvarez24/Aug/2015Análisis del Mercado de Divisas

La reciente devaluación del yuan y la generalizada debilidad de los datos de la economía de China continuaron siendo protagonistas de los mercados la semana pasada. Los activos de riesgo, tales como acciones, bonos no soberanos, y divisas de mercados emergentes fueron objetivo de ventas acusadas y la mayoría de estos valores acabó la semana cerca de sus mínimos históricos. Lo que resultó extraño es que la moneda elegida como refugio seguro fuera el euro, en mayor medida que el dólar. La moneda estadounidense se recuperó frente a las principales monedas de mercados emergentes, aunque se depreció respecto al euro, poniendo fin a la semana con una caída de casi un 3% frente a la moneda común. Pensamos que esta inusual divergencia es fruto de la menor actividad de los mercados de divisas en agosto y esperamos que la tendencia a la baja del euro se retome según nos acercamos a la reunión de septiembre del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) de EE.UU.

EUR

La publicación de datos en la Eurozona sigue decepcionando. El crecimiento del PIB para el segundo trimestre se estima ahora en el 1,3% anualizado, una rebaja significativa respecto al 2% que la mayoría de economistas e inversores (incluidos nosotros mismos) esperaban hace sólo unas semanas. Los indicadores PMI de confianza empresarial no nos aportaron mucha claridad de cara a perspectivas futuras, puesto que el dato de agosto permaneció invariable, en niveles que en el pasado han estado en consonancia con un crecimiento más o menos del 2%. No obstante, cabe decir que  los datos PMI han demostrado ser demasiado optimista últimamente, ya que los niveles reales de crecimiento han estado por debajo de los niveles previstos según los datos PMI. Nada de eso tuvo importancia la semana pasada en los mercados, donde el euro evolucionó positivamente impulsado por la liquidación de posiciones en lugar de por los mencionados hechos económicos.

GBP

La semana pasada recibimos una buena noticia en Reino Unido. El dato de inflación general aumentó ligeramente, hasta el 0,1%, desde el dato plano de julio. Más importante fue la fuerte aceleración del dato de inflación subyacente, que aumentó de 0,8% a 1,2%, avance impulsado por componentes del índice altamente volátiles, por lo que podemos ver una corrección en el informe de agosto. Parece que la inflación en Reino Unido se dirige de nuevo hacia el nivel objetivo del Comité de Política Monetaria (MPC) a medio plazo, por lo que esperamos un goteo constante de votos adicionales de los miembros del Comité a favor de aumentar los tipos, hasta que este hecho se produzca en febrero de 2016 según nuestras expectativas. Nada de esto importó mucho a los mercados la semana pasada, que continuaron con la venta masiva de activos de riesgo. La libra cotizó casi al unísono del dólar, aumentando respecto a las monedas de mercados emergentes, pero renunciando a ganancias sorprendentes a favor de la moneda común.

USD

La semana pasada los inversores se centraron principalmente en la publicación de las minutas de la última reunión de la Reserva Federal, así como en la publicación del dato de inflación. Cada uno de estos dos acontecimiento tuvo un resultado opuesto. Por un lado, las cifras de inflación fueron más bajas de lo esperado. Tanto el dato general como el de inflación subyacente crecieron apenas un 0,1% mensual. Por otro lado, las minutas sugirieron que la Reserva Federal está cada vez más cerca de la primera subida de tipos de interés, aunque existen opiniones divididas en cuanto al momento exacto en que esto ocurra. El Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) sigue siendo positivo en cuanto a las perspectivas de crecimiento, aunque las expectativas de inflación son ahora algo más bajas debido a la caída del precio de las materias primas y la reciente apreciación del dólar. Seguimos esperando que la primera subida de tipos se produzca en septiembre, aunque puede que no sea una decisión unánime por parte de los miembros.

Para recibir información o estudiar tus estrategias de gestión de divisas y mitigación de riesgos, contacta con nosotros en el teléfono 918 293 722 o mándanos un email a info@ebury.es

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.