Grecia y el Eurogrupo llegan a un acuerdo

Enrique Díaz-Álvarez13/Jul/2015Análisis del Mercado de Divisas

Después de diecisiete horas de conversaciones este fin de semana, Grecia y el Eurogrupo han llegado finalmente a un acuerdo, con la aceptación del tercer rescate de Grecia por parte de sus acreedores. El acuerdo de última hora, sobre la deuda del país heleno, significa adicionalmente que no habrá salida de Grecia de la zona euro.

Aunque los detalles finales del acuerdo están por ser confirmados, se conocen algunos puntos importantes. Por un lado, los acreedores han exigido a Grecia la implementación de una serie de reformas de ley a acometer en los próximos días. Además, parece que el uso de los activos públicos griegos irá destinado a recapitalizar los bancos griegos. Esperamos que la inyección de liquidez a través de la Asistencia de Liquidez de Emergencia (ELA) llegue tan pronto como el Parlamento griego apruebe las reformas exigidas por Bruselas, con el fin de que los bancos puedan abrir. El acuerdo probablemente supondrá que los fondos retirados de los bancos en las últimas semanas vuelvan a ser depositados, directamente motivado por el apoyo mostrado de las instituciones europeas a Grecia.

El domingo a primera hora, el Primer Ministro Tsipras pareció acceder a gran parte de los requisitos propuestos por los acreedores, por lo que los analistas esperaban que el acuerdo llegara durante el fin de semana. Sin embargo, la duda surgió en los mercados cuando el Gobierno alemán anunciaba un plan, de una página, que daba a Grecia la posibilidad de elegir entre la aceptación de un paquete de medidas extremadamente duras o un “tiempo muerto” de cinco años en el euro. Las condiciones parecían ser diseñadas para ser inaceptables, incluyendo la transferencia inmediata de 50 mil millones de euros de las arcas públicas griegas a la administración alemana en concepto de garantía. Después del lanzamiento de esta bomba por parte de Alemania, las conversaciones siguieron, hasta alcanzar un acuerdo a primeras horas de esta mañana de lunes.

No esperamos grandes movimientos en el euro, aunque tras las primeras noticias de acuerdo se ha apreciado cierta recuperación de la moneda única. La política monetaria de la Fed sigue un paso por delante, con opciones a subir tipos de interés en septiembre, por lo que seguimos esperando un debilitamiento del euro a largo plazo.

GBP

Noticias importantes la semana pasada en Reino Unido, parcialmente eclipsadas por la crisis griega. Se produjeron cambios importantes en los presupuestos, incluido el aumento de presión fiscal para propietarios con rentas altas, la adopción de un salario nacional digno en función del tramo de imposición y el final de la capacidad de los extranjeros a percibir ingresos externos sin ser gravados por el gobierno de Reino Unido. Sin embargo, el impacto agregado de todos estos cambios a nivel macroeconómico es relativamente bajo, significando una suma adicional de 0,2% del PIB más en 2016.

Como suele ocurrir, los cambios en los presupuestos no tuvieron impacto en el mercado de divisas, aunque la libra experimentó cierta volatilidad antes de terminar la semana, con una caída aproximadamente del 0,7% frente al dólar y del 1% frente al euro.

EUR

Los datos publicados en la Eurozona la semana pasada trajeron algunas sorpresas, aunque los datos siguen siendo consistentes con un crecimiento del PIB de alrededor del 2% para el segundo trimestre. La producción industrial de Alemania subió un 2,1% en mayo, ligeramente por debajo de las expectativas y se sitúa en un 1,6% de media en lo que va de segundo trimestre. Este dato se ve compensado por la fortaleza del dato de ventas al por menor. Tendremos una visión más clara una vez que se publiquen las cifras de producción industrial de la zona euro la semana que viene, aunque esperamos que las recientes turbulencias en torno a Grecia no tengan impacto en los números.

USD

El informe JOLTS, publicado por la oficina estadística del Mercado Laboral, aporta algunos detalles interesantes sobre el estado del mercado de trabajo, más allá de los principales datos de creación de empleo neto y desempleo. El informe de mayo era consistente con un fuerte crecimiento del empleo y el número de ofertas de empleo ha continuado creciendo, hasta una tasa anualizada de 20% desde diciembre de 2014, estando ahora en un ratio de creación de empleo de 0,6 puestos de trabajo por cada persona desempleada. Esta constante mejora respalda la visión de Janet Yellen de subir tipos en 2015. Aunque el acta de la última reunión de la Fed sugería un importante grado de preocupación sobre los efectos indirectos causados por la crisis griega, las recientes noticias de acuerdo entre Grecia y el Eurogrupo deberían servir como luz verde para la subida de tipos de la Fed, previsiblemente para septiembre de este año.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.