Corrección del dólar a la baja tras tres meses de datos decepcionantes en EE.UU.

Enrique Díaz-Álvarez18/May/2015Análisis del Mercado de Divisas

La venta masiva de dólares ocurrida la semana pasada, aún a mayor velocidad que la semana anterior, está siendo un hecho desconcertante en Estados Unidos. La gran mayoría de datos económicos publicados han sorprendido a la baja, con la relevante excepción de los indicadores del mercado laboral. Sin embargo, los mercados de tipos de interés continúan retrasando sus expectativas de subidas de tipos por parte de la Reserva Federal. Esto, combinado con el repunte del euro, está alimentando una tendencia muy fuerte de las monedas principales respecto al dólar, particularmente fuerte en el caso de las divisas europeas. Se espera que el dólar se estabilice en las próximas dos semanas.

EUR

El crecimiento del PIB en el primer trimestre, del 1,6%, ha resultado ligeramente decepcionante respecto al 2% esperado por el consenso (y por nosotros). La sorpresa a la baja se debió principalmente a la desaceleración de Alemania, con un crecimiento de apenas un 1,1% anualizado, arrastrado por una fuerte caída en las exportaciones netas. Por el contrario, Italia, Francia y especialmente España mostraron un modesto crecimiento, destacando la aceleración del 3,6% en España. La atención actual se centra en los datos de sentimiento empresarial PMI, que servirán para encontrar respuestas sobre si la desaceleración es sólo un hecho aislado estadístico o algo de lo que preocuparse. Sospechamos que se trata de la primera teoría, pero que los precios del petróleo son una preocupación real que afectará a los resultados del segundo trimestre.

GBP

El hecho culminante para la cotización de la libra la semana pasada fue la publicación del informe de inflación de mayo por parte del Banco de Inglaterra. El resultado fue mixto. Por un lado, se espera que la inflación se mantenga cercana a cero durante la mayor parte del año, con una ligera posibilidad de que toque niveles negativos, ya que los precios del petróleo siguen pesando sobre el crecimiento de los precios. No obstante, existen “pocas señales” de que el país caiga en deflación. El Banco Central se está mostrando más pesimista sobre la recuperación de la productividad de Reino Unido, la cual ha sido moderada en los últimos años como resultado de un repunte desproporcionado de empleos de baja productividad. Esta parece ser la razón que ha impulsada la rebaja de las perspectivas de crecimiento, la cual no ha provocado el mismo efecto en las perspectivas de inflación.

Han existido pocas señales de que el Comité de Política Monetaria (MPC) se sienta incómodo con las expectativas actuales del mercado sobre que la primera subida de tipos no se produzca hasta bien entrado el año 2016. Sin embargo, el informe del mercado laboral, mostraba un lado más positivo, confirmando la modesta aceleración en los salarios que venimos viendo desde 2013, los cuales están aumentando en más de un 1% por encima de la inflación. En vista de esta tendencia, mantenemos que es poco probable que los tipos permanezcan en los bajísimos niveles actuales por más de un año.

USD

Estábamos a la espera del dato de ventas al por menor de abril para confirmar un repunte en el gasto del consumidor después de la desaceleración del invierno en Estados Unidos, pero no ha sido así. Las ventas al por menor se han mantenido sin cambios respecto al mes anterior y las ventas minoristas nominales no han crecido durante dos meses. Aunque el gasto total de los consumidores se mantiene mejor, realmente sorprende esta débil evolución, dado que los ingresos del mercado laboral y de los trabajadores evoluciona mucho mejor. Las solicitudes de desempleo semanales siguen registrando mínimos durante el ciclo económico y el dato de nuevos empleos publicado la semana pasada también fue positivo.

Mientras esperamos que la discordancia entre mercado laboral e indicadores de gasto de los consumidores se resuelva a favor de la primera, retrasamos nuestras expectativas de la primera subida de tipos por parte de la Reserva Federal de junio a julio.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.