El euro se recupera ligeramente en ausencia de noticias de gran impacto 

Enrique Díaz-Álvarez20/Apr/2015Análisis del Mercado de Divisas

En el video anterior, Fernando Cid, responsable de mesa de tesorería de Ebury para el mercado español, analiza los principales acontecimientos que influyeron la semana anterior en los mercados de divisas. Reproduce el vídeo o lee el informe al completo más abajo.

En ausencia de noticias de gran relevancia, tanto el euro como la libra se recuperaron la semana pasada, saliendo de los mínimos que presentaban frente al dólar. Los inversores siguen a la espera de saber si la reciente debilidad de los datos provenientes de Estados Unidos son consecuencia de las inclemencias del invierno o debidos a una desaceleración asentada. Hasta el momento, los datos de abril están apuntando a la primera teoría, pero todavía queda por ver lo que se desprende del informe del mercado laboral para confirmar una u otra.

EUR

La reunión del BCE de esta semana transcurrió sin grandes sorpresas. El presidente, Draghi, reafirmó la intención del Consejo de mantener el programa de flexibilización cuantitativa hasta septiembre de 2016 como estaba previsto inicialmente. Los datos económicos de la semana pasada presentaron un modesto fortalecimiento de la recuperación. La producción industrial de febrero subió un 1,1% en el mes, casi un 3% por encima de la media del último trimestre de 2014. La encuesta sobre préstamos en la Eurozona, mostró cómo los bancos empiezan a facilitar los estándares para la concesión de crédito. El programa del BCE está empujando a la baja la rentabilidad de los bonos del gobierno y reduciendo su atractivo, obligando así a los bancos a buscar nuevos destinos para su capital, tratando de reorientar la relación con hogares y empresas. Estas noticias positivas fueron suficientes para empujar al EUR/USD al alza, sacándolo de los mínimos de las pasadas semanas, a pesar de que continúa la inquietud por la falta de acercamiento en las negociaciones entre Grecia y el Eurogrupo.

GBP

La semana pasada se conocieron dos informes críticos sobre la inflación y el mercado laboral. La inflación general en Reino Unido presentó una tasa del 0% interanualizada, mientras que el índice subyacente cayó al 1,0% desde el 1,2%, ambos en línea con las expectativas del mercado. Más noticias positivas procedentes del mercado de trabajo, ya que el desempleo bajó de nuevo, situando este índice en el 5,4% en marzo. El crecimiento salarial subyacente (es decir, excluyendo las bonificaciones) se elevó al 1,8% interanual, con una fuerte aceleración en marzo, del 0,4% mensual. Los salarios de Reino Unido están creciendo a un ritmo de casi un 2% en términos reales -muy destacable si lo comparamos con el resto de principales economías-. Estos números proporcionan al Banco de Inglaterra la tranquilidad de que la economía británica puede sostener la subida de tipos, siendo consistentes con nuestra visión de una primera subida a principios de 2016.

USD

Las noticias provenientes de Estados Unidos la semana pasada fueron mixtas, si bien en conjunto, parecen apuntar a un modesto crecimiento tras la desaceleración de enero a febrero. Las ventas minoristas de marzo se recuperaron tras un trimestre de registros negativos, alcanzando un 0,9%, quedando ligeramente por debajo de las expectativas. La producción industrial también aumentó, pero no lo suficiente para compensar la disminución de enero-febrero. Más noticias positivas se conocieron en relación a la inflación. La tasa de inflación subyacente más crítica, que excluye los componentes de alimentos y energía, subió un 0,23% en marzo, lo que supone un 1,8% para el año y un 2,3% anualizado para el último trimestre. El mensaje es claro, las presiones deflacionistas se desvanecen en EE.UU., y el enfoque deja de ser crítico en cuestión de política monetaria. Por lo tanto, seguimos esperando el anuncio de la primera subida de tipos en la reunión de junio de la Fed, aunque sin perder de vista la evolución de los datos macroeconómicos.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.