El euro obtiene otra ganancia semanal en medio de una sesión volátil

Enrique Díaz-Álvarez30/Mar/2015Análisis del Mercado de Divisas

En el video anterior, Fernando Pérez, gestor de cuentas de Ebury España, analiza los principales acontecimientos que influyeron la semana anterior en los mercados de divisas. Reproduce el vídeo o lee el informe al completo más abajo.

El rebote del euro continuó la semana pasada en medio de un comportamiento volátil del resto de divisas principales. El cruce euro-dólar se negociaba de nuevo en una amplia gama de casi un 3%, mientras que el cruce libra-dólar permaneció más moderado, terminando la semana con una caída del 0,5%. El tono conciliador percibido por la Fed en su reunión de marzo, junto con resultados más débiles de los previstos en algunos informes publicados en EE.UU., así como fuertes indicadores de la Eurozona, parecen impulsar el rebote de la moneda común. Una cuestión fundamental para los mercados de divisas será conocer si la reciente desaceleración en EE.UU. es un resultado provisional, debido al duro invierno sufrido, o resultado de una desaceleración cíclica más sostenida. La publicación del informe de nóminas de esta semana en EE.UU. adquiere una importancia añadida para resolver esta cuestión.

EUR

La semana pasada se sucedió otra remesa de fuertes datos provenientes de la Eurozona. El indicador PMI de confianza empresarial aumentó en marzo de nuevo. El índice compuesto subió 0,8, hasta 54,1, aumento provocado tanto por el incremento del PMI entre los distintos países de la Eurozona como por el incremento de subcomponentes del índice. Estos niveles son consistentes con nuestra previsión de crecimiento del 2% en el segundo trimestre del año. También se aprecia un fuerte aumento de la confianza del consumidor, pero quizás lo más alentador es que la flexibilización política del BCE finalmente parece estar consiguiendo impulsar la concesión de préstamos bancarios. Los préstamos bancarios a hogares y sociedades no financieras aumentaron fuertemente en febrero, hasta el nivel más alto desde el inicio de la crisis de deuda soberana de 2012. Cada vez es más evidente que factores como la debilidad del euro, el precio del petróleo y la política monetaria del BCE están teniendo el efecto deseado para impulsar el crecimiento de la Eurozona a niveles que puedan combatir los altos niveles de desempleo.

GBP

La inflación en Reino Unido cayó a un mínimo histórico del 0,0% interanual en febrero, en línea con las expectativas. Probablemente es el nivel más bajo de IPC, debido a la caída de los precios de los alimentos y la energía. La inflación subyacente (excluidos los precios de alimentos y energía) se mantuvo sin cambios en el 1,2%. En ausencia de nuevas caídas de precios de los productos básicos, el IPC debería converger a este nivel en los próximos meses. La atención de los mercados parece empezar a centrarse en las próximas elecciones del 7 de mayo, cuyo resultado es más incierto que nunca. Algunos medios y comentaristas culpan a la reciente debilidad de la libra frente al euro y al dólar de un posible resultado sin mayoría. Estamos convencidos de que la libra sigue sufriendo el tono pesimista de la reunión del Comité de Política Monetaria de marzo.

USD

En contraste con las buenas noticias de la Eurozona, la semana pasada vimos datos más débiles de los esperados en EE.UU. El PIB del cuarto trimestre se mantuvo sin cambios en el 2,2%, mientras que la mayoría esperaba una ligera revisión al alza. El informe de bienes duraderos de febrero fue también débil, por debajo del 1,4%. El único aspecto positivo de la semana pasada fue el aumento de ventas de casas nuevas en febrero, del 7,8%.

Los últimos datos macroeconómicos de Estados Unidos han sido innegablemente débiles. La pregunta clave es cuánto de esta desaceleración puede atribuirse al inusual duro invierno sufrido en gran parte del país. Tendremos que esperar para ver si se produce un rebote en el gasto de consumidores y empresas una vez que el clima mejore. Un momento clave será la publicación del informe de nóminas de este viernes. Si como esperamos la creación de empleo de marzo continúa a ritmo fuerte, las condiciones climatológicas habrán sido en gran parte causantes de la desaceleración actual y la Fed podría elegir aún su reunión de junio para aumentar los tipos de interés.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.