El Euro se acerca a la paridad mientras el mercado se prepara para una subida de tipos de la Fed en verano

Enrique Díaz-Álvarez16/Mar/2015Análisis del Mercado de Divisas

En el siguiente video, Fernando Pérez, gestor de cuentas de Ebury España, analiza los principales acontecimientos que influyeron la semana anterior en los mercados de divisas. Reproduce el vídeo o lee el informe al completo más abajo.

El incesante rally del dólar estadounidense frente al resto de las divisas principales continuó en la misma línea la semana pasada. Los mercados de divisas siguen centrando su atención exclusivamente en la divergencia entre las políticas monetarias de los principales grupos monetarios del mundo, ya que la Reserva Federal es el único Banco Central del G10 que espera una subida de tipos a corto plazo. Consideramos que esta subida es una señal inequívoca de buenas noticias para la economía mundial. Por una lado proporciona un fuerte impulso para la Eurozona y Japón, mientras que puede tener una buena acogida en la economía estadounidense como consecuencia del fortalecimiento del mercado laboral y la demanda interna.

Dicho esto, la apreciación del dólar, superior al 15% sobre el comercio ponderado en los últimos siete meses, no tiene casi precedentes históricos. El consenso de los analistas parece adelantarse y espera la primera subida de tipos por parte de la Reserva Federal para este verano. Esperamos que esto se produzca en junio. Sin embargo, prestaremos mucha atención a los comunicados de la Reserva Federal tras la reunión del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC). Cualquier referencia explícita sobre el fortalecimiento del dólar, provocará sin duda, una revisión al alza de las expectativas de crecimiento de los precios. En términos más generales, puede ser un buen momento para señalar que los mercados nunca se mueven en línea recta por mucho tiempo, y el dólar ha estado haciendo justamente esto desde el verano de 2014.

EUR

La semana pasada las noticias procedentes de la Eurozona fueron mixtas. La fuerte producción industrial de Francia y Alemania contrastó con la decepcionante y continua contracción de Italia. Sin embargo, a nivel agregado está claro que la economía de la Eurozona sigue ganando impulso y está cerca de publicar resultados de modesta aceleración en el primer trimestre, tras dos trimestres anteriores donde el crecimiento observado fue muy moderado.

Mientras que Grecia y el BCE se van alejando de la primera línea de los titulares, los mercados se centran completamente en la divergencia entre las políticas monetarias existentes a distintos lados del Atlántico. Como señalábamos con anterioridad, la declaración de la semana que viene de la Reserva Federal es clave para la evolución del euro a corto plazo, más aún ante la ausencia de noticias económicas o monetarias procedentes de la Eurozona.

GBP

La semana pasada se publicaron en Reino Unido los primeros datos negativos de los últimos meses. La construcción registró un 2,6% de caída en enero y la producción manufacturera de enero también presentó un dato por debajo de las expectativas, mostrando una contracción del 0,5%. Seguimos esperando un 3% de crecimiento económico para el primer trimestre, no obstante, tendremos que ver algún cambio de tendencia en estos resultados cuando se publiquen los datos de febrero, los cuales ayuden a mantener esta previsión.

La atención de los inversores se desplaza ahora hacia los presupuestos, que se publicarán la semana próxima. En años anteriores los presupuestos han sido generalmente un evento sin importancia en términos de impacto sobre el mercado y esperamos que este año sea igual. Creemos que existe una alta probabilidad de que el buen rendimiento económico, sumado a unos ingresos fiscales mejores de los esperados desemboquen en una relajación de los recortes departamentales, que a gran escala no repercutirá en las previsiones macroeconómicas de forma significante. La evolución de la libra en las próximas semanas continuará impulsada por el calendario estimado de subida de tipos del Banco de Inglaterra y la Reserva Federal.

USD

En EE.UU. sigue sorprendiendo la debilidad de algunos datos, con la gran excepción del mercado de trabajo. La semana pasada decepcionó el dato de ventas al por menor, que se contrajo por tercer mes consecutivo. Por supuesto, queda por ver qué parte de este resultado negativo está relacionado con el duro invierno que se ha sufrido en la mayor parte de Estados Unidos. Quedamos a la espera de la publicación del próximo informe, el cual no debería estar ya afectado por el mal tiempo, antes de sacar conclusiones a medio plazo de esta debilidad.

El dólar sigue ignorando esta debilidad rotundamente y continuó su repunte récord la semana pasada, ya que los analistas y los mercados sitúan sus expectativas de subida de tipos para este verano. Las declaraciones de la semana que viene del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) adquieren mayor importancia. Tanto la fortaleza del dólar como las últimas intervenciones de la Reserva Federal parecen reforzar las expectativas de los inversores de que la primera subida de tipos se produzca en junio.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.