Las principales divisas fluctúan en márgenes estrechos, a pesar de la inestabilidad griega

Enrique Díaz-Álvarez23/Feb/2015Análisis del Mercado de Divisas

La semana pasada fue inusualmente tranquila en el mercado de divisas. Los titulares sobre una falta de acuerdo entre el Gobierno griego y sus acreedores europeos tuvieron relativo poco impacto sobre el mercado de divisas y el euro, el cual se movió en un rango ligeramente por encima del 1% durante toda la semana, para terminar prácticamente sin cambios.

Al final Grecia y la Troika fueron capaces de llegar a un acuerdo preliminar, aunque su aprobación definitiva depende de que los miembros de la Eurozona aprueben este lunes las reformas propuestas por Grecia. Durante el acuerdo preliminar, a pesar del constante flujo de propuestas, ultimátums y cancelaciones, la calma prevaleció en los mercados, con la excepción de las divisas latinoamericanas las cuales continuaron luchando la semana pasada presionadas por ventas masivas.

EUR

Las negociaciones sobre Grecia fueron el centro de atención de los inversores y líderes políticos la semana pasada, aunque hay que decir que los mercados de divisas se mantuvieron un poco más relajados respecto a lo que ocurría respecto a Grecia. Después del fallido acuerdo en la reunión del Eurogrupo el pasado lunes, Grecia pidió una continuación del programa existente. Alemania adoptó una postura firme y rechazó la propuesta. Finalmente, Grecia firmó una capitulación, ya que la salida de fondos de los bancos griegos se empezó a acelerar y la única alternativa hubiera sido declarar control de capitales. Aunque el Gobierno griego todavía tiene que presentar una propuesta detalla de la reforma, debería ser aprobada por los miembros del Eurogrupo y la Troika. La única concesión a los griegos fue el reconocimiento por parte de la Troika de que el objetivo de superávit propuesto para 2015 es difícilmente alcanzable (como ha sido en los últimos años).

Más allá de la inestable situación griega, otras noticias macroeconómicas proporcionaron resultados positivos inesperados. Los índices PMI, de confianza empresarial, aumentaron de nuevo en enero, el índice compuesto hasta un sólido nivel de 53,5. Parece que la economía de la eurozona va por buen camino para mejorar el modesto crecimiento de 1,2% que se registró el trimestre anterior.

GBP

Las noticias procedentes de Reino Unido durante la semana pasada apoyan plenamente nuestra teoría de que el Banco de Inglaterra ejecutará la primera subida de tipos antes de que finalice el año. Tanto la inflación como el mercado laboral reflejaron datos positivos la semana pasada. La inflación cayó de 0,5% a 0,3%, pero a pesar de la caída de los precios de la energía (la cual no tiene nada que ver con la economía anglosajona según el Banco de Inglaterra), la inflación subyacente aumentó ligeramente de 1,3% a 1,4%, situándola en la dirección correcta para conseguir el objetivo del Banco de Inglaterra. En cuanto al mercado de trabajo, la tasa de desempleo según la OIT (Organización Internacional del Trabajo) volvió a caer hasta el 5,7%, en los tres meses previos a diciembre.

Estos datos confirman la perspectiva positiva del informe de inflación de la semana anterior y reafirman nuestra opinión de que la primera subida de tipos se producirá durante el último trimestre de 2015, antes de lo que los mercados de tipos de interés esperan.

USD

La semana pasada se publicaron diversos informes de segundo orden en EE.UU., con resultados mixtos. Los débiles datos de vivienda contrastan con la continua fortaleza del mercado laboral, sin embargo, es probable que el primer dato esté relacionado con el duro invierno este año. Las solicitudes semanales por desempleo cayeron una vez más, situando el dato de desempleo, en términos absolutos y en promedio de las últimas cuatro semanas, muy por debajo de los niveles de enero.

Como se trata del informe con más frecuencia que mide la fortaleza del mercado laboral en EE.UU., hay muchas razones para pensar que el siguiente informe, dentro de dos semanas, reflejará de nuevo fuertes datos sobre el mercado laboral, lo que contribuiría en gran medida a afianzar el mes de junio como fecha para la primera subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.