El euro cae con fuerza tras anuncio del BCE del programa masivo de flexibilización cuantitativa

Enrique Díaz-Álvarez26/Jan/2015Análisis del Mercado de Divisas

La semana pasada toda la atención de los inversores estaba puesta en el anunció del BCE del jueves, y Mario Draghi no decepcionó. Tras dos años y medios desde que Draghi dijera que haría “lo que hiciera falta” para proteger al euro, el BCE ha cumplido. El tan esperado programa de flexibilización cuantitativa (QE) ha sido lanzado. Los detalles han sido mixtos. Por un lado el volumen del programa ha sido mayor del que el mercado esperaba, mientras que el porcentaje de bonos con riesgo compartido por toda la Eurozona será menor de lo esperado. Los mercados reaccionaron con la venta de euros y la divisa cayó a mínimos de los últimos once años, un 3% respecto al dólar. La moneda común provocó también que las principales divisas mundiales cayeran respecto al dólar, que subió entre el 1-3% respecto a las divisas del G10.

GBP

El Banco de Inglaterra también fue noticia la semana pasada. La publicación de las minutas de la reunión de enero reveló que los dos miembros que estaban a favor de una subida de tipos inmediata han cambiado de opinión y ahora existe unanimidad en el Consejo de Política Monetaria (MPC) para mantener los tipos en el mínimo histórico del 0,5%. Tanto el tono de las declaraciones como el cambio de opinion de estos votos tomaron un tono pesimista. Los miembros del Consejo están claramente más preocupados de lo que creíamos sobre los bajos niveles de inflación y la posibilidad de que se alcancen niveles deflacionistas antes de que la inflación rebote. Por todo esto, retrasamos la fecha estimada de la primera subida de tipos de interés hasta el último trimestre de 2015.

Aparte de las noticias del Banco de Inglaterra, los datos publicados del mercado laboral fueron positivos. El desempleo se redujo al 5,8%, el crecimiento salarial se aceleró ligeramente hasta el 1,7% interanual y el total de horas trabajadas aumentó al 2,2% interanual. Estos tres indicadores, críticos para el mercado laboral, son consistentes con un mercado de trabajo que está creciendo bastante rápido. Quizás esta es la razón por la que la libra comenzó bastante bien la semana pasada, cayendo algo menos del 1% frente al dólar y subiendo más de un 2% frente al euro.

EUR

El tan esperado programa de flexibilización cuantitativa finalmente fue anunciado el jueves pasado por el BCE. La parte negativa de esta medida la encontramos en los detalles, que fueron mixtos. Por una parte, el volumen de compras anunciadas será muy grande. A partir de marzo de este año, el banco central adquirirá valores del sector público y privado por un total de 60.000 millones de euros al mes, superior a los 50.000 millones que el mercado descontaba. El programa continuará hasta finales de septiembre de 2016, o se prorrogará aún más si la inflación no sube de nuevo al nivel objetivo; la importancia de este compromiso indefinido de compra de activos, en nuestra opinión, ha sido infravalorado por la prensa financiera, ya que el volumen ascenderá a un mínimo de 1,2 billones de euros e incluso más.

Desde el punto de vista negativo y como concesión a Alemania y Holanda, los cuales se opusieron activamente al programa expansivo, solo el 20% de las compras de activos adicionales estarán sujetas a un régimen de riesgo compartido.En otras palabras, el 80% de la compra de bonos será asumido por los bancos centrales nacionales. Compartir el riesgo un 20% del total de activos es mejor que no compartirlo en absoluto, no obstante, este gesto, conseguido por la presión de Alemania, pone de manifiesto una falta de compromiso en la política fiscal de la Eurozona.

USD

La mayoría de informes secundarios publicados en Estados Unidos la semana pasada, estuvieron eclipsados por los titulares procedentes del otro lado del Atlántico.
Los datos de vivienda y las solicitudes de hipotecas sorprendieron al alza. Un mercado de vivienda saludable satisface la política monetaria a largo plazo de la Reserva Federal a la hora de soportar las subidas de tipos de interés y refuerza nuestra teoría de que la primera subida se producirá como pronto en abril.
El único factor que podría retrasar la decisión de la Reserva Federal sería el fortalecimiento del Dólar, el cual experimentó una fuerte subida de nuevo la semana pasada. Sin embargo, en el pasado, la política de la Reserva Federal ha sido totalmente independiente del nivel del Dólar estadounidense. Por lo tanto nos mantenemos firmes en nuestra previsión de que ocurra a mitad del segundo trimestre.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.