El dólar se toma un respiro frente al resto de divisas del G-10

Enrique Díaz-Álvarez15/Dec/2014Análisis del Mercado de Divisas

En el siguiente video, Fernando Pérez, Gestor de Cuentas de Ebury, analiza los principales acontecimientos que influyeron la semana anterior en los mercados de divisas. Reproduce el vídeo o lee el informe al completo más abajo.

Los mercados financieros se movieron de una manera descoordinada la semana pasada. Mientras que el dólar cayó frente a la mayoría del resto de divisas del G-10, en particular del euro; el rendimiento de la mayoría de activos de riesgo fue bastante negativo, lo que normalmente se asocia a un dólar más fuerte. La explicación más probable es que los inversores estén ajustando sus posiciones para final de año; retirando sus mejores operaciones de inversion de 2014 (con el dólar y las acciones al alza) al mismo tiempo que se drena liquidez en los mercados. Los precios de las materias primas se merecen una mención especial. Los índices de la mayoría de materias primas se han reducido más de un 20% en lo que va de año y el petróleo ha caído casi a la mitad. Consideramos que esta caída tiene un efecto parecido al de una reducción de impuestos en la mayoría de los consumidores del G-10, aunque el consiguiente descenso de la inflación general puede tener un efecto negativo provocando que se afiancen las expectativas de deflación en la zona euro.

GBP

La semana pasada, los comunicados macroeconómicos en Reino Unido fueron mixtos. La producción industrial y la construcción disminuyeron en octubre, en -0,1% y -2,2% anual respectivamente. Por su parte, el informe del mercado de vivienda de noviembre trajo una disminución de ventas y una estabilización de los precios. En general, los informes de la semana pasada no significan que haya riesgo a la baja en las expectativas del 3% de crecimiento del PIB en el cuarto trimestre de 2014.

También hubo algunos cambios importantes en las políticas de comunicación del Banco de Inglaterra, aunque no comenzarán a aplicarse hasta bien entrado el año 2015. En primer lugar, a partir de agosto del próximo año, las actas de las reuniones del Banco de Inglaterra se publicarán simultáneamente con el anuncio de la decisión de tipos, en lugar de tres semanas después. En segundo lugar, en 2016 el número de reuniones se reducirá de 12 a 8 al año. Aunque son cambios importantes, no se espera que ninguno tenga impacto en el calendario de subidas de tipos de interés el próximo año.

EUR

La principal noticia de la semana pasada fue la decepcionante segunda ronda de financiación TLTRO ultrabarata de los bancos de la zona euro. De manera opuesta a nuestras expectativas sobre que esta ronda sería más importante que la primera, solo 306 bancos accedieron a algo menos de 130.000 millones de euros en total, muy por debajo del consenso de 150.000 millones de euros. La producción industrial decepcionó una vez más, con un aumento de solo un 0,1% intermensual. El debate del Eurogrupo sobre el plan de presupuestos para 2015 por países individuales dejó pocas dudas de que Bruselas sigue insistiendo en ajustes fiscales, más recortes presupuestarios y aumentos de impuestos, particularmente para Francia, España, Italia y Portugal.

El resultado final de esta cadena de acontecimientos negativos es que el BCE no puede permitirse el lujo de retrasar más la puesta en marcha de nuevas medidas de flexibilización cuantitativa, en particular, de compra directa de bonos soberanos de la zona euro. No vemos otra manera para que el BCE pueda conseguir su objetivo de balance a niveles de 2012 – la decepcionante ronda de financiación ultrabarata ha dejado claro que los bancos no tienen ningún interés en ayudar al BCE a lograr tal objetivo. Por lo tanto, esperamos que el BCE anuncie medidas de alivio cuantitativo en su reunión de enero.

USD

Los datos económicos de EE.UU. apoyan la teoría de que la brecha económica a distintos lados del Atlántico sigue ampliándose. Las ventas minoristas de noviembre resultaron mucho más fuerte de lo esperado, con un crecimiento del 0,7% intermensual. La combinación de los índices de empleo y precios de la energía ya se está reflejando tanto en el gasto del consumidor como en la confianza de los consumidores. Todos la atención está puesta en la reunión del FOMC de la próxima semana, que será seguida por una conferencia de prensa, nuevas previsiones económicas y expectativas de lo que cada miembro del FOMC espera sobre las subidas de tipos al cierre de los ejercicios 2015, 2016 y 2017.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.