El euro continúa la senda bajista tras las declaraciones de Draghi

Enrique Díaz-Álvarez24/Nov/2014Análisis del Mercado de Divisas

En el siguiente video, Joan Bonilla, Analista de Mercados de Ebury, analiza los principales acontecimientos que influyeron la semana anterior en los mercados de divisas. Reproduce el vídeo o lee el informe al completo más abajo.

La semana pasada fue una semana relativamente tranquila hasta la mañana del viernes. El presidente del BCE, Draghi, ha vuelto a ser el centro de atención en un discurso muy significativo en el que se sugirió que la flexibilización cuantitativa está llegando antes de lo que el mercado espera. Esto valida por completo nuestras expectativas de llegada de nuevas medidas de flexibilización tan pronto como se produzca la reunión de diciembre, y por tanto el euro reanudará la tendencia bajista, el cual la semana pasada cayó frente a las principales divisas, excepto del yen japonés. Las devaluaciones paralelas de EUR y JPY, impulsadas por las medidas dramáticas en la política monetaria de diferentes bloques monetarios, se perfilan como el principal tema del mercado de divisas para el próximo año, mientras que la libra se esfuerza por mantener la fortaleza del dólar estadounidense. El billete verde está ahora muy cerca de marcar máximos de cinco años en términos ponderados.

GBP

El Banco de Inglaterra publicó los informes de inflación la semana pasada. La inflación interanual subió hasta el 1,3%, y la inflación subyacente sigue en el 1,5%. La otra gran noticia de la semana fue la publicación de las minutas por parte del Comité de Política Monetaria (MPC), que tuvieron un toque más agresivo de lo esperado. Los dos votos a favor de subidas inmediatas siguen presentes, y los diferentes puntos de vista de los siete miembros que están en contra de aumentar los tipos parecen aumentar. Los mercados de tipos de interés sin embargo parecen estar cotizando que la subida no se producirá hasta bien entrada la segunda mitad de 2015, siempre y cuando no veamos hechos políticos o económicos inesperados dentro de la zona euro, que sigue siendo el riesgo más grande en los mercados financieros mundiales.

EUR

La semana pasada fue muy difícil para la moneda común. En primer lugar, los principales índices de confianza empresarial PMI en noviembre, dieron un giro inesperadamente negativo, frustrando las esperanzas de estabilización que se habían creado durante los dos últimos meses. El PMI compuesto cayó 0,7 puntos, hasta los 51,4, datos que niegan la mejora en la confianza y esperanza que habíamos visto en los índices en el mes de octubre. Además, el viernes, el presidente Draghi sorprendió a los mercados con un discurso muy relevante. Transmitió un sentido claro de preocupación por el deterioro de los datos de la zona euro. En segundo lugar, desestimó las preocupaciones de que la flexibilización cuantitativa (QE) no sería significativa en la Eurozona, dados los bajos niveles del tipo de interés soberano, lo que sugiere que un anuncio en esta dirección es inminente. A pesar de que no aludió directamente a esto en su discurso, sospechamos que el éxito sorprendente de opciones políticas antisistema en la periferia (y Francia) está fomentando la decisión por parte del BCE. Cualquiera que sea la causa, es extremadamente bienvenida y la única preocupación es que pueda llegar demasiado tarde.

USD

La Reserva Federal recibió una buena noticia de inflación la semana pasada. Mientras que la cifra general se mantuvo sin cambios en el 1%, arrastrada por la caída de los precios energéticos, la inflación subyacente subió un 0,2% en el mes, elevando la tasa interanual hasta el 1,8%. A falta de la publicación de datos de primer nivel, los indicadores de producción industrial y de vivienda siguen pintando una imagen de fortaleza económica moderada, en consonancia con el crecimiento de alrededor del 3%, y la previsible subida de tipos por parte de la Reserva Federal a principios del segundo trimestre de 2015.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.