Las divisas de los países emergentes se deprecian con la Fed subiendo los tipos de interés

Enrique Díaz-Álvarez10/Nov/2014Análisis del Mercado de Divisas

En el siguiente video, Joan Bonilla, Analista de Mercados de Ebury, analiza los principales acontecimientos que influyeron la semana anterior en los mercados de divisas. Reproduce el vídeo o lee el informe al completo más abajo.

La semana pasada, los mercados financieros se movieron en línea con las tendencias recientes. El dólar estadounidense se recuperó una vez más, impulsado por fuertes cifras macroeconómicas fuera de los EE.UU. Sin embargo, el euro y la libra esterlina se depreciaron moderadamente frente al dólar. Las divisas que más se depreciaron fueron las de los mercados emergentes, lideradas por el real, el rublo, el rand y la lira turca, las cuales terminaron la semana con fuertes caídas desde un 2% a casi el 10% (en el caso del rublo). Los flujos de dinero dirigidos a mercados emergentes en los últimos años en busca de rendimientos más altos, acaban de comenzar a revertirse. El período de baja volatilidad que vimos en el verano ha terminado y se avecina un camino lleno de baches con la Reserva Federal preparada para subir los tipos de interés.

GBP

Los índices PMI de confianza empresarial disminuyeron en octubre, en línea con los débiles datos macroeconómicos generales de Reino Unido. La caída en el índice de servicios fue significativa, de 58,7 a 56,2. En términos absolutos, cualquier lectura por encima de 55 ha sido por lo general consistente con un crecimiento superior a la tendencia, pero la pérdida de impulso es preocupante. Estas encuestas nos llevan a creer que no vamos a ver una repetición del crecimiento del PIB por encima del 3% en el cuarto trimestre como vimos los trimestres anteriores, ya que la desaceleración de la zona euro afecta de lleno a la economía del Reino Unido. Todos los ojos están puestos en el informe de Inflación del Banco de Inglaterra de esta semana, que dará cifras exactas de la opinión del Banco de Inglaterra sobre la extensión de la reciente desaceleración económica. Esta publicación es más importante que nunca ya que los mercados tratan de medir el calendario exacto de subidas en los tipos de interés para el año 2015.

EUR

La reciente estabilización de los principales indicadores macroeconómicos clave (aunque a un nivel bajo) han disminuido la posibilidad de una contracción del crecimiento del PIB en la próxima publicación de la eurozona a finales de la semana. El PMI confirma un ligero repunte y la producción industrial alemana también se recuperó ligeramente en septiembre de su fuerte caída de agosto. Sin embargo, estos datos vienen en un momento de crecimiento anémico, claramente por debajo del 1% anualizado. Si esto es lo que ocurre ante una buena noticia en la zona euro, no es de extrañar que Draghi haya neutralizado con éxito la oposición del Bundesbank y aparentemente obtenido un sorprendente nivel de unanimidad en torno a una meta numérica explícita para la expansión del balance a 3 billones de euros.

USD

Otro informe de empleo sólido de EE.UU. en octubre,  acerca cada vez más la primera subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal, previsible para finales del segundo trimestre de 2015. La economía de Estados Unidos generó 214.000 puestos de trabajo en el mes, el desempleo se redujo de nuevo hasta el 5,8%, y los salarios aumentaron ligeramente tanto en términos reales como nominales. Indicadores de alta frecuencia, como las solicitudes semanales de subsidio por desempleo, son también consistentes con la mejora laboral. El único dato negativo en una semana fuerte fue el informe sobre déficit comercial, que confirmó que las exportaciones se están desacelerando notablemente. Sin embargo, en la relativa economía cerrada de Estados Unidos, la repercusión será moderada. El escenario económico estadounidense está preparado para un crecimiento en torno al 3% en los próximos tres trimestres y para una mayor tasa a partir del segundo trimestre de 2015.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.