Ventajas del Seguro de tipo de cambio No Entregable (NDF) como cobertura de divisas exóticas

Enrique Díaz-Álvarez04/Nov/2014Análisis del Mercado de Divisas

La principal diferencia entre un seguro de tipo de cambio estándar y un seguro de tipo de cambio no entregable, también conocido como Non-deliverable Forward (NDF), es que en este último no existe la entrega física de la divisa subyacente al contrato. El único intercambio físico se realiza a fecha de vencimiento del contrato, cuando se calcula la diferencia de precio entre el tipo de cambio fijo acordado al inicio del contrato y el tipo de cambio a vencimiento del mismo.

En el caso de un contrato de compra de divisas, si el tipo de cambio es mayor a fecha de vencimiento que el tipo acordado, el cliente tendrá que recibir por parte del proveedor de servicios de divisas la diferencia, soportando el proveedor el riesgo de volatilidad. Será el cliente quien tenga que pagar la diferencia al proveedor en caso de que el tipo de cambio sea menor, compensando el beneficio adicional que recibe el cliente por la revaloración de la divisa.

Este producto de cobertura es principalmente utilizado por empresas con actividad internacional, normalmente en mercados emergentes cuyas divisas tienen restricciones de intercambio, por baja liquidez y actividad en los mercados o por restricciones legales.

¿Por qué usar un NDF?

  • Para cubrir el riesgo frente a variaciones de moneda poco líquidas y que por tanto no tienen gran actividad en el mercado internacional.
  • Cuando existen restricciones legales para el intercambio de una divisa, debido al deseo de algunos países de mantener un control sobre la divisa local, debido a la incertidumbre y volatilidad histórica de tal divisa.
  • Como consecuencia de tales restricciones, existe un acceso muy limitado a proveedores que ofrezcan coberturas de tipo de cambio estándares (con entrega física) en divisas exóticas o los costes de este servicio son muy elevados.

Ventajas de un NDF

  • Protección y gestión del riesgo: Los NDF’s proporcionan protección frente a movimientos en el tipo de cambio desde que se contrata el NDF hasta la fecha de vencimiento. Esto permite gestionar el riesgo de exposición de divisa y presupuestar con exactitud un proyecto internacional.
  • Cobertura: En los países donde las restricciones de cambio de moneda dificultan notablemente el cambio físico de estas divisas, un NDF ofrece una forma segura de gestionar el riesgo de estos intercambios de divisa. El cliente mitiga la incertidumbre derivada de las fluctuaciones del tipo de cambio y por tanto del imprevisible impacto que las desviaciones de su valor tendrían en la cuenta de resultados de la empresa.
  • Flexibilidad: Los NDF’s son definidos según la necesidad de cada proyecto o empresa, atendiendo a las cuantías, plazos y divisas a considerar en función del proyecto.
  • Liquidez: Los mercados de NDF’s suelen ser incluso más líquidos que los mercados domésticos entregables de la divisa correspondiente.

Mediante el uso de un seguro de tipo de cambio no entregable, cualquier empresa con un proyecto internacional o relaciones comerciales con otros países con moneda distinta del euro, consigue cubrir el riesgo de divisa y compensar las posibles pérdidas de valor frente a una eventual depreciación durante un periodo de tiempo estimado.

Si quieres recibir información adicional sobre los Seguros de Tipo de Cambio no Entregables o estudiar tus necesidades de divisa, contacta con nuestros especialistas en divisa llamando al 918 293 722 o mandándonos un email a info@ebury.es

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.