La tendencia bajista del euro resume una semana en la que la calma volvió a los mercados

Enrique Díaz-Álvarez27/Oct/2014Análisis del Mercado de Divisas

En el siguiente video, Fernando Pérez, Gestor de Cuentas de Ebury para el mercado español, analiza los principales acontecimientos que influyeron la semana anterior en los mercados de divisas. También puedes leer nuestro informe semanal al completo más abajo.

La calma vista durante la época estival volvió a los mercados de divisas la pasada semana tras la volatilidad vista semanas atrás. El apetito por el riesgo volvió a los mercados de renta variable, que recuperaron parte de las pérdidas acumuladas durante el mes de octubre. La mayoría de divisas no se comportaron como el resto de activos y reflejaron las tendencias vistas desde hace unos meses: lenta pero continua depreciación del euro y del yen respecto al dólar y similar comportamiento de la libra pero en menor medida. Las divisas de mercados emergentes se vieron favorecidas por el movimiento en los mercados de renta variable y se apreciaron respecto a la mayoría de las divisas, a excepción del real brasileño, ya que los inversores se mantuvieron a la espera de conocer el resultado de las elecciones presidenciales.

GBP

La pasada semana, dos publicaciones centraron la atención de los inversores en el Reino Unido: El crecimiento del PIB del tercer trimestre y las actas de la reunión de octubre del Comité de Política Monetaria. El primero resultó de acuerdo al consenso de los analistas, con un 0,7% o lo que es lo mismo un 2,8% anualizado. Las actas fueron más pesimistas de los esperado y en línea con la opinión de que el Banco de Inglaterra retrasará la primera subida de los tipos de interés hasta el segundo semestre de 2015. Los miembros del Comité mostraron cierta preocupación sobre la economía en la eurozona y fueron muy pesimistas sobre las perspectivas a nivel mundial. Los datos sobre las ventas y la aprobación de hipotecas en septiembre fueron ligeramente negativos, cayeron un 0,3% de manera intermensual, con una caída en términos absolutos de 2.000. A pesar de dichos datos, la libra logró apreciarse un 0,3% respecto al euro cayendo en la misma proporción respecto al dólar.

EUR

Buenos datos se conocieron en la eurozona la pasada semana. El sentimiento empresarial del PMI rompió la tendencia negativa y se apreció alcanzando los 52,2 puntos. Estos datos mostraron una mejora general a excepción de la caída en Francia. Aunque la situación continúa siendo negativa, las opciones de ver unos datos del PIB negativos en el cuarto trimestre parecen disiparse. Esperamos que el BCE anuncie mayores compras de activos financieros bien en la próxima reunión de noviembre o de diciembre debido a la continua tendencia bajista de la inflación.

Este fin de semana se publicaron los resultados de la Revisión de Calidad de Activos (AQR). Un total de 25 bancos, 9 de ellos italianos, no lograron superar el test de stress, por lo que necesitarán capital adicional. Los resultados no parecen divergir mucho de las expectativas, aunque esperamos que los focos de atención de los inversores se centren en los datos macroeconómicos de Italia en los meses venideros.

USD

Como es típico de la tercera semana de cada mes, pocos datos fueron publicados en los Estados Unidos. La media de las últimas cuatro semanas de solicitudes por desempleo volvió a caer hasta las 281,000 en la semana del 18 de octubre, alcanzando un nuevo mínimo y apuntando a un fortalecimiento del mercado laboral. Todas las miradas estarán centradas en la reunión de la FOMC (Comité Federal del Mercado Abierto) esta semana, donde se espera que la Fed de por finalizada la compra de activos y pueda dar algunas pinceladas sobre la próxima subida de los tipos de interés. Desde Ebury reiteramos que esperamos que ocurra en algún momento del segundo trimestre de 2015 y siempre antes de que el BoE (Bank of England) lo haga.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.