La volatilidad vuelve con fuerza a los mercados financieros

Enrique Díaz-Álvarez20/Oct/2014Análisis del Mercado de Divisas

En el siguiente video, Joan Bonilla, Analista de Mercados de Ebury, analiza los principales acontecimientos que influyeron la semana anterior en los mercados de divisas. Reproduce el vídeo o lee el informe al completo más abajo.

La semana pasada vimos algunos de los movimientos más violentos de los mercados financieros desde hace algún tiempo. En particular, los movimientos en los mercados de divisas y de bonos el miércoles, nos recuerdan a los peores días de la crisis de 2008. En la mitad de la semana, el euro subió casi un 1% durante la sesión londinense, mientras que los activos del Tesoro estadounidense bajaron casi 40 puntos básicos, todo ello en el lapso de unos pocos minutos, para luego revertir la tendencia. Aparte de estos casos concretos, la semana pasada se produjo un cambio en los principales pares de divisas y tipos de activos: El euro subió un 1% contra la libra esterlina y algo más contra el dólar, viéndose los mercados de acciones algo más afectados.

GBP

La semana pasada tuvimos dos grandes sorpresas macroeconómicas, cada uno en una dirección diferente. El dato de inflación fue mucho más bajo de lo esperado en septiembre. La inflación general se redujo del 1,5% al 1,2% interanual, liderado por una caída masiva en la inflación subyacente del 1,9% al 1,5% interanual. Esto fue causado principalmente por una gran caída en la inflación de bienes, una claro indicador de que la moneda está luchando con fuerza contra niveles de inflación más altos de los que esperaba la mayoría. El desempleo cayó del 0,2% al 6% en agosto. Quizá lo más importante, fue que los datos salariales mostraron que la presión a la baja sobre los salarios parece estar en retroceso. Tras tres meses seguidos de crecimiento salarial interanual que tocó fondo en julio en un 0,6%, en agosto se elevó hasta el 0,8%. Sin embargo, el hecho de que el crecimiento real de los salarios sea todavía negativo significa que al Banco de Inglaterra le afectaron mucho las malas noticias sobre la inflación. Por lo tanto, estamos retrasando nuestra fecha prevista para la primera subida de tipos de interés a junio de 2015, en línea con las expectativas actuales del mercado, previsión más tardía que la mayoría de los analistas y estrategas.

EUR

La zona euro se vió afectada por otro lote de malas noticias económicas durante la semana pasada. La producción industrial cayó con fuerza un 2,1% en agosto revertiendo totalmente el esperanzador incremento de julio de 1,2%. Dentro de las expectativas de inflación, lo más crucial fue la tasa de inflación a medio-largo plazo (a 5 años) que cayó con fuerza, reflejando un creciente escepticismo de que el BCE pueda aumentar la inflación hacia el objetivo en el futuro previsible. Además, el BCE no puede estar contento al ver el rebote del euro hacia el nivel de 1,30. La presión se acumula en el BCE y esperamos que el presidente Draghi ignore la oposición del Bundesbank y anuncie nuevas medidas en una de las dos próximas reuniones.

USD

Tuvimos noticias mixtas en EE.UU. la semana pasada. El informe de ventas minoristas del miércoles fue bastante débil y sirvió como catalizador para provocar los movimientos más violentos en los mercados en mucho tiempo. Sin embargo, este es normalmente uno de los datos más volátiles; necesitamos ver alguna confirmación en los próximos dos meses antes de que podamos concluir que el gasto del consumidor en los EE.UU. está en riesgo de una desaceleración. Sin embargo, la producción industrial y las solicitudes de desempleo semanales fueron mejor de lo esperado tanto con el número semanal como en promedio de 4 semanas. Creemos que estos datos sorpresas casi se anulan entre sí, por lo que seguimos estando en consonancia con el crecimiento del tercer trimestre en el rango de 3-4%. Por el momento el mercado se está tambaleando en distintas direcciones, pero no creemos que esto vaya a afectar tanto como para que tenga un impacto real en el gasto de los consumidores o en la confianza empresarial.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.