Andalucía fortalece su dominio como exportador agroalimentario

Mercedes Estrada14/Oct/2014Comercio Exterior

Más del 53% del comercio agroalimentario andaluz se vende fuera de las fronteras nacionales

De entre los 10 productos de agroalimentarios más exportados en España se encuentran los productos hortofrutícolas, el vino, el aceite y la carne de porcino. Andalucía ha sido siempre una de las regiones más fuertes en producción y comercialización de productos agroalimentarios, siendo líder en exportaciones de algunos productos hortofrutícolas, no obstante no ha sido hasta 2013 cuando sus productos han ganando terreno en el mercado exterior hasta convertirse en la región líder en exportaciones agroalimentarias desbancando a Cataluña de la primera posición.

Los datos del primer semestre de 2014 corroboran la fortaleza andaluza en comercialización de productos agroalimentarios y bebidas, con un crecimiento del 15,5% de las exportaciones del sector.

Más del 53% de la producción agroalimentaria andaluza se vende fuera de las fronteras nacionales. A su vez, las exportaciones agroalimentarias de Andalucía suponen más del 50% de las exportaciones nacionales de los principales productos de alimentación. Del total de exportaciones de fresas de España, el 85,3% tienen origen en Andalucía, al igual que el 83% de los pimientos, más del 70% de las aceitunas, de los pepinos frescos, del aceite de oliva virgen y el 66% de los tomates.

Exportaciones por regiones

Almería sigue siendo la región líder en exportaciones agroalimentarias por facturación, siendo los tomates frescos su producto oro en el exterior. Según datos del ICEX, dentro de las exportaciones agroalimentarias andaluzas, el tomate es el producto más comercializado en el exterior, representando un 13% de las exportaciones totales del sector en Andalucía.

En términos de crecimiento, la provincia que más destaca es Jaén, con un aumento de su facturación del 183,7% según datos del primer semestre de 2014 comparados con el mismo periodo de 2013. El gran responsable es el aceite de oliva, cuyas ventas se han triplicado.

Sevilla, Huelva, Córdoba, Málaga y Cádiz también incrementan su participación en mercados externos. Cádiz y Granada son las únicas provincias que disminuyen sus ventas agroalimentarias internacionales.

Las provincias que más crecen coinciden, no de una manera casual, con las principales regiones productoras de aceite de oliva que son Sevilla, Córdoba, Málaga y Jaén. El también conocido como oro líquido es el producto nacional por excelencia cuya demanda, especialmente la extracomunitaria, ha crecido de manera consecutiva en los últimos años en mercados como China, Brasil, México y Japón.

Al margen de las exportaciones de aceite y algunas hortalizas, la regionalización del sector en Andalucía es muy evidente y cada comunidad está especializada en productos concretos. Claro ejemplo de ello es Huelva, con gran especialización en frutos rojos, como son las exportaciones de fresas y frambuesas frescas, arándanos, arándanos rojos y fresas congeladas.

En Málaga, aparte del aceite, destaca el comercio de aguacates y la carne de porcino, en concreto de jamón y trozos de jamón, de panceta y la carne de cerdo en general. Las exportaciones de Cádiz se centran en bonitos y atunes congelados, el trigo duro, hortalizas como  las zanahorias o los nabos y el famoso brandy o vino de Jerez. Por lo que respecto a Granada, destacan los tomates frescos y las preparaciones alimenticias.

Con un panorama de crecimiento y constate mejora en la capacidad productiva de las empresas andaluzas, el nuevo reto que se fijan los organismos y asociaciones regionales de exportadores agroalimentarios es ampliar fronteras, diversificando mercados al tiempo que Andalucía reduce su dependencia europea, zona que recibe el 75% de sus exportaciones agroalimentarias en la actualidad.

Print

Escrito por Mercedes Estrada

Marketing Manager para España y Portugal de Ebury. Licenciada en Economía por la UCLM, postgraduada en Dirección de Empresas y especializada en marketing de contenidos.