Diccionario de DIVISAS

Mercedes Estrada02/Oct/2014Análisis del Mercado de Divisas

Mercado de Divisas, Forex o Mercado Forex

El mercado de divisas, también conocido como Mercado Forex por su denominación en inglés,Foreign Exchange Market, es el mercado financiero más grande y líquido del mundo, que mueve un volumen superior a 4 billones de dólares diarios.

Es el mercado financiero dentro del cual instituciones financieras, empresas e individuos compran y venden moneda extranjera. El valor relativo de la moneda de un país con respecto a otras se determina en base a la fluctuación del par de divisas, movimientos que dependen de los flujos comerciales y financieros entre un país y otros países.

Riesgo cambiario

El riesgo de divisas o riesgo cambiario es la posibilidad de incurrir en pérdidas debido a la fluctuación desfavorable del tipo de cambio del par de divisas en el que se tiene exposición.

Este riesgo lo asumen empresas o inversores cuya actividad implica un intercambio de divisas. Normalmente, las empresas que realizan operaciones comerciales en distintas divisas, usan estrategias de cobertura para mitigar las posibles pérdidas debidas a la volatilidad del tipo de cambio, inherentes a la fluctuación de la divisa en la que se tiene exposición.

Exposición cambiaria

Una empresa está expuesta a riesgo de tipo de cambio cuando el valor de sus operaciones sufre una modificación cuando varía el tipo de cambio en el futuro. La exposición cambiaria es el nivel de sensibilidad de variación del tipo de cambio, debido a fluctuaciones imprevistas del mismo a medio y largo plazo.

Si consideramos que la moneda de referencia de una empresa es el euro, tal empresa sólo estaría expuesta a riesgo de tipo de cambio cuando tenga activos en otras divisas o compromisos futuros de cobros o pagos en divisas distintas del euro.

Cobertura

La cobertura cambiaria es la estrategia que una empresa o agente lleva a cabo con el objetivo de minimizar las posibles pérdidas inherentes a la fluctuación de los tipos de cambios cuando la actividad de una empresa conlleva operaciones en divisa extranjera.

Las empresas con considerable operativa internacional suelen cubrir su exposición al riesgo cambiario con distintos productos como pueden ser los seguros de tipo de cambio, ayudándoles a anticipar la cuenta de resultados de la empresa para una mejor gestión financiera a la vez que mitigan riesgos.

Spot

Un contrato al contado o spot, son operaciones de compra o venta de divisas al contado, es decir para entrega inmediata de la misma, concretamente en un plazo de entrega no superior a dos días hábiles desde la fecha de contratación.

Estas operaciones se adaptan a empresas que necesitan hacer un pago o recibir un cobro internacional de manera inmediata o quieren mantener una posición abierta en divisas teniendo en cuenta la evolución que puede tener el tipo de cambio.

Seguro de tipo de cambio (forward)

Es un producto de cobertura que se usa para eliminar la incertidumbre cambiaria y conocer exactamente los costes de las operaciones internacionales por parte de una empresa o particular. Un seguro de tipo de cambio puede ser de dos tipos:

  • Abierto (windows forward): compra-venta de un determinado importe de divisas durante un periodo de tiempo establecido, durante el cual la empresa puede hacer disposiciones del seguro hasta completar el principal asegurado.

Este seguro encajaría para empresas que, a día de hoy, saben que tendrán varios compromisos de pago y cobro durante un horizonte temporal determinado.

  • Cerrado (fixed forward): compra-venta de un determinado importe de divisas a una fecha futura establecida.

Este seguro encajaría para aquellas empresas, que a día de hoy, saben que van a tener un compromiso de cobro o de pago futuro y no quieren exponerse a la evolución del tipo de cambio.

Seguro de tipo de cambio no entregable (NDF)

Un seguro de tipo de cambio no entregable o un Non Delivery Forward (NDF) es un producto de cobertura, similar a un seguro de tipo de cambio tradicional, y la principal diferencia es que no existe la entrega física de la divisa subyacente del contrato. El único intercambio físico se realiza a fecha de vencimiento del contrato, cuando se calcula la diferencia de precio entre el tipo de cambio fijo acordado al inicio del contrato y el tipo de cambio del fixing a fecha de vencimiento, compensando las posibles pérdidas de valor frente a la eventual depreciación durante el periodo del contrato.

Este producto de cobertura es principalmente utilizado por empresas con actividad internacional, concretamente en mercados emergentes cuyas divisas son altamente ilíquidas, siendo difícil y/o costoso contratar un seguro de tipo de cambio tradicional mediante el intercambio físico de divisas, debido a las restricciones en este tipo de divisas denominadas exóticas.

Liquidez

La liquidez de una divisa está determinada por la actividad y el volumen de transacciones de tal divisa. A mayor volumen negociado, mayor facilidad para comprar o vender tal divisa.

Las divisas más líquidas se caracterizan por la estabilidad del país en términos políticos y económicos. Desde que el euro se creó como unificación de las divisas europeas, la moneda única se ha convertido en una de las divisas más líquidas del mundo, junto con el dólar estadounidense, el yen japonés, la libra esterlina y el dólar canadiense.

Divisas convertibles

Una divisa es convertible cuando es posible su intercambio por otra divisa libremente y su precio viene determinado por la oferta y demanda del mercado de divisas, a través del tipo de cambio cotizado.

Además del movimiento de transacciones, una moneda es totalmente convertible cuando no hay restricciones ni límites en cuanto a los movimientos y tendencias de depósitos de dichas monedas, pudiendo acceder a dichas divisas con facilidad.

Del total de 165 divisas, sólo 11 son convertibles. Los ejemplos más claros de monedas convertibles son el dólar americano, el euro, el yen y la libra esterlina.

Divisas no convertibles

De manera opuesta nos encontramos las divisas no convertibles, las cuales no son cotizadas en el mercado de divisas y suelen ser sometidas a restricciones legales, normalmente por parte del gobierno local, quien establece los precios.

Las divisas no convertibles están muy relacionadas con los llamados mercados emergentes, ya que es un método de protección por parte del Estado de tales países frente al alto nivel de volatilidad de sus divisas.

Ejemplos de divisas no convertibles son el real brasileño o la naira nigeriana.

Print

Escrito por Mercedes Estrada

Marketing Manager para España y Portugal de Ebury. Licenciada en Economía por la UCLM, postgraduada en Dirección de Empresas y especializada en marketing de contenidos.