El EUR agudiza su caída frente al USD y el GBP, en consecuencia del sombrío panorama esperado para la eurozona

Enrique Díaz-Álvarez29/Sep/2014Análisis del Mercado de Divisas

En el siguiente video, Fernando Cid, Gestor de Cuentas de Ebury, analiza los principales acontecimientos que influyeron la semana anterior en los mercados de divisas. Reproduce el vídeo o lee el informe al completo más abajo.

Con la incertidumbre del referéndum escocés resuelta, los inversores desplazaron su atención a lo que consideramos los dos factores clave de los próximos meses para el mercado Forex con impacto directo en el G10. En primer lugar, la atención se centra en saber quién subirá antes los tipos de interés, si el Banco de Inglaterra o la Reserva Federal. Y en segundo lugar, los inversores esperan resultados para comprobar si la significativa depreciación del EUR y las recientes maniobras del BCE son suficientes para sacar la eurozona del “estancamiento permanente” en el que se encuentra durante los últimos tres años. Los movimientos del mercado hasta la fecha parecen responder negativamente a este último interrogante, estando aún en conflicto para dar una respuesta al primero.

GBP

Las principales noticias de la semana fueron las relativas a la publicación del número de aprobaciones de hipotecas por debajo de las expectativas. Ésto debe proporcionar una cierta comodidad al Banco de Inglaterra, ya que los riesgos de estabilidad derivados del aumento de los precios de la vivienda parecen reducirse. No obstante no parece tener importante impacto sobre las expectativas del mercado en cuanto a la subida de tipos por parte del Banco de Inglaterra, que apunta con una probabilidad del 55% a que la primera subida tenga lugar en la reunión de marzo. Consideramos esta predicción un tanto agresiva y pensamos que abril/mayo responde a un calendario más razonable en relación al impacto que la debilidad de la eurozona tendrá en el crecimiento del Reino Unido por el flujo comercial entre ambos.

EUR

El goteo constante de noticias negativas sobre la situación económica de la zona euro continuó la semana pasada. El PMI disminuyó desde los 52,5 hasta 52,3 alcanzando el nivel más bajo del año y confirmando el establecimiento de una clara tendencia a la baja. Puesto que el índice de expectativas de los inversores ha venido cayendo a un ritmo mayor que el anterior si cabe, parece razonable pensar que esta tendencia se sostenga. El hecho de haber cerrado la semana por debajo de los 1,27, confirma nuestra previsión de alcanzar los 1,24 para el cierre de 2014, previsión extrema en el contexto de otros tantos analistas hace meses y que ahora se perfila como conservadora.

USD

La principal noticia de la semana fue la alta volatilidad en los pedidos de bienes duraderos; éstos cayeron un 18,2%, no obstante, esta caída se produjo inmediatamente después de un incremento del 22,5% por lo que no debería ser motivo de gran preocupación. A la vista de la volatilidad a corto plazo y el incremento en gasto de inversión en USA, nuestra previsión de un crecimiento del 3-3,5% del PIB para lo que resta de año se perfila como un resultado perfectamente factible. Lo único que estimamos que pueda frenar esta tendencia es la alineación completa de los inversores en este consenso, ya que cuando es extrema puede dar una señal opuesta. Mientras tanto la brecha en los principales índices entre los EE.UU. y la zona euro sigue ampliándose. Esperamos volatilidad.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.