La volatilidad vuelve a los mercados de divisas motivada por el referéndum de Escocia

Enrique Díaz-Álvarez15/Sep/2014Análisis del Mercado de Divisas

La volatilidad vuelve a los mercados de divisas a consecuencia del referéndum de Escocia

Movimientos agudos fueron la norma la semana pasada en los mercados de divisas. La incertidumbre respecto al referéndum por la independencia de Escocia fue el principal motivo, aunque lejos de ser el único. Los malos resultados económicos en Europa, Japón y China así como el aumento de las tensiones con Rusia están aumentando la volatilidad y en menor grado están disminuyendo el apetetito por el riesgo por parte de los inversores. Esta semana promete ser al menos tan volátil como la anterior ante eventos de relevancia como es el ya comentado referéndum de Escocia, la decisión de tipos de interés por parte de la FED y el Banco Central Suizo y la inflación Europea.

GBP

Con respecto a la libra, las encuestas de la semana pasada sobre el referéndum de Escocia sugieren que la amplia ventaja del ‘No’ se ha evaporado. Tras una caída considerable en la noche del domingo anterior, la libra se depreció hasta el miércoles a mitad de sesión londinense, antes de que una nueva encuesta mostrara que el ‘No’ volvía a ponerse por delante, por lo que la libra recuperó gran parte de la caída para terminar la semana con una caída sólo moderada frente al dólar. Los mercados ignoran todas las demás noticias, datos o acontecimientos que afectan a la libra, sin embargo, el Gobernador Carney comentó en un discurso que el Banco de Inglaterra aumentará por primera vez los tipos de interés en el primer trimestre de 2015. Esto no es una sorpresa, pero en Ebury creemos que detrás de esta previsión hay un supuesto implícito de que los escoceses rechazarán el jueves la independencia.

EUR

La semana pasada nos trajo datos macroeconómicos mixtos en Europa. La producción industrial aumentó en julio, un 1,0% intermensual, por lo que creemos que esto es una contribución positiva al crecimiento modesto en el tercer trimestre. Sin embargo, la debilidad de las ventas minoristas implica que el consumo privado sigue estancado. Además, la producción industrial italiana y española se redujo significativamente en julio, mientras que Alemania sorprendió al alza. Esta no es la combinación que el BCE quiere ver. Por lo tanto, mantenemos nuestra previsión de crecimiento de la zona euro por debajo del 1% en su conjunto para el tercer trimestre y una mayor expansión del balance del BCE antes de que finalice el año. Eso sí, estaremos atentos al dato clave de inflación del miércoles.

USD

Las noticias económicas de los EE.UU. fueron de nuevo modestamente positivas la semana pasada. Las ventas minoristas de agosto se publicaron muy por encima de las expectativas y las cifras de meses anteriores fueron revisadas al alza. Junto a esto y a los buenos datos del sector inmobiliario, también mejores de lo esperado, la economía de Estados Unidos está en camino de registrar un crecimiento por encima del 3% en la segunda mitad de 2014 y se espera que el miércoles anuncie la finalización del programa de flexibilización cuantitativa para el mes que viene. Por todo esto creemos que el primer banco central que elevará los tipos de interés será la Reserva Federal, en lugar del Banco de Inglaterra.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.