El euro sin rumbo claro ante las decepcionantes noticias macroeconómicas y la retórica pasiva de Draghi

Enrique Díaz-Álvarez12/Aug/2014Análisis del Mercado de Divisas

La resistencia del euro la semana pasada fue un verdadero rompecabezas. Además del actual panorama de malas noticias que está viviendo la Eurozona, la pasada intervención del Presidente del BCE, Mario Draghi, en la conferencia de prensa mensual dejo claras intenciones, aunque solo fueran verbales, de depreciar la moneda única. A pesar de esto el euro cerró la semana manteniendo el tipo de cambio frente a sus dos principales pares, la libra y el dólar, probablemente provocado por el gran incremento de posiciones cortas. Según el informe IMM, nos encontramos en el momento de mayor especulación a la baja del Euro desde agosto de 2012. Como ya hemos comentado anteriormente, en el mercado de divisas, un brusco aumento de posiciones en una dirección suele provocar la contraria. Deberemos estar atentos a la evolución de estas posiciones antes de volver a entrar en una tendencia bajista.

EUR

Otra semana de malos de dato. Italia cayó en recesión en el segundo trimestre, aunque es cuestionable si salió alguna vez de ella. La producción industrial en la Zona Euro no logró recuperarse de su gran contracción en mayo, y cayó en junio otro 0.2%. Los datos alemanes fueron particularmente decepcionantes. Los economistas estuvieron la semana pasada preocupados con la revisión negativa de las previsiones de crecimiento del segundo trimestre. Parece que los resultados de la próxima semana mostrarán datos inferiores al 1% por lo que será el 12º mes consecutivo en el que la zona monetaria del euro no logra alcanzar un crecimiento del PIB del 1,5%.

Durante la rueda de prensa del presidente Draghi se hizo eco de esta visión pesimista que incluía la intención explícita de hablar a la baja del Euro que podemos incluso leer en un tweet directo del BCE “Los argumentos a favor de un tipo de cambio más bajo son hoy en día mejores que un par de meses atrás”. A pesar de esto, la moneda común se las arregló para terminar la semana casi sin cambios. Indudablemente, el consenso bajista registrado está generando algún apoyo contrario a la moneda, como suele ser el caso.

GBP

Noticias un tanto contradictorias de la semana pasada en Reino Unido que fueron consistentes con una ligera desaceleración en el impulso económico. Esto era de esperar, dado el fuerte crecimiento de los últimos dos trimestres. Ligeramente decepcionantes los datos sobre producción industrial que fueron equilibrados por encuestas de sentimiento empresarial con datos más fuertes en el sector servicios. En general, los datos eran consistentes con nuestras expectativas de crecimiento en el rango de 2.5%-3.0% para el resto del año. Sin embargo, debemos señalar que la incapacidad de la Eurozona para sostener el crecimiento presenta un riesgo de forma significativa hacia la baja sobre este pronóstico, ya que la Eurozona es el principal socio comercial del Reino Unido. Todas las miradas se enfocan al informe de la inflación de la próxima semana que proporcionará una actualización crucial en las opiniones de MPC sobre la fecha exacta de las primeras subidas de tipos de interés del Banco de Inglaterra.

USD

Los datos de la semana pasada en los Estados Unidos fueron importantes. Particularmente fue alentadora la fuerte caída en las solicitudes iniciales de desempleo semanales, bajaron en 14.000 hasta las 289.000, y el promedio de 4 semanas por debajo de los 300.000 hasta las 293.000. Este es posiblemente el indicador más fiable sobre la recuperación en EE.UU. El índice compuesto ISM de confianza empresarial alcanzó un nuevo récord para la expansión en julio. La encuesta de la FED de las instituciones financieras (SLOOS) fueron muy optimistas, con un crecimiento global de préstamos de casi el 9% anual desestacionalizado en julio. Los últimos números de la semana reafirman nuestra convicción de que el crecimiento en el segundo semestre de 2014 estará en el rango de 3,5 a 4% y de que la Reserva Federal será el primero de los cuatro principales bancos centrales a subir los tipos a principios de 2015.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.