Baja volatilidad debido a la ausencia de noticias relevantes

Enrique Díaz-Álvarez14/Jul/2014Análisis del Mercado de Divisas

Las principales monedas del G-10 cotizaron la semana pasada en los que quizá fueran los rangos más estrechos del año, como ocurrió con el euro, la libra esterlina y el dólar, cuya fluctuación no superó el 1% en el tipo de cambio entre ellas, terminando la semana casi sin cambios. Más allá del FX, los activos de riesgo se depreciaron fuertemente tras la noticia de que un importante banco portugués, el Banco Espirito Santo estaba en dificultades. Renta variable, crédito y bonos periféricos retrocedieron desde máximos históricos recientes y la rentabilidad de bonos se apreció con gran impulso. Sin embargo, el euro soportó en gran medida los problemas en la deuda periférica, manteniéndose levemente al alza respecto a todas las demás divisas principales.

GBP

La semana pasada tuvimos una inusual serie de datos débiles en el Reino Unido. La producción industrial y de construcción cayeron en mayo, un 0,7% y 1,7% respectivamente. Sin embargo, estos datos merecen una revisión en contraste con los fuertes indicadores de actividad más recientes. En cualquier caso, está claro que el MPC se centra en el mercado de trabajo y el momento exacto de la primera subida de tipos dependerá de la evolución del paro y principalmente del aumento en las nóminas salariales. La ausencia de cualquier presión salarial a pesar de la fuerte creación de empleo marca, en nuestra opinión, el primer trimestre de 2015 como el momento más probable para la primera subida de tipos de interés por parte del Banco de Inglaterra.

EUR

Los datos de producción industrial de la zona euro en mayo estuvieron muy por debajo de las expectativas, registrando una gran caída en las principales economías europeas. Observando estos datos, junto con el decepcionante dato de ventas minoristas y otros indicadores, nos lleva a pensar que mucho tendrá que mejorar la evolución del segundo trimestre para que el dato de crecimiento se sitúe por encima del 1%, lo que es insuficiente para provocar un gran impacto en la vaga trayectoria económica y para disminuir las grandes cargas de deuda periférica hacia una senda sostenible. Más dramática fue la noticia de que el mayor banco portugués cotizado, el Banco Espirito Santo, se encontraba en problemas debido a malas inversiones en su sección de gestión de activos. Creemos que Portugal tiene la voluntad y el apoyo europeo para nacionalizar el banco en caso de necesidad y así contener el daño, pero sin duda esto es una señal de que los problemas de deuda periférica están lejos de resolverse.

USD

Muy pocas noticias tuvieron impacto en los movimientos del mercado de EE.UU. la semana pasada. Algunos indicadores de segundo nivel sobre el mercado de trabajo confirmaron la solidez de la recuperación actual del empleo. El informe denominado JOLTS señaló otro gran aumento de puestos de trabajo, en consonancia con el crecimiento continuo del mercado de trabajo que viene siendo de entre de 250-300.000 puestos. Aún más alentador es el número de “renuncias voluntarias” a subsidios por desempleo que continúa al alza. Esta es una señal clave de confianza de trabajadores, la cual es seguida de cerca por la Reserva Federal. Las minutas del FOMC confirmaron que la Fed está más cerca de salir de niveles de tipos de interés cercanos a cero y se espera que finalice los estímulos monetarios deteniendo completamente la compra de bonos del Tesoro y bonos hipotecarios en octubre. Pensamos que el paso siguiente será subir los tipos de interés en el primer trimestre de 2015.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.