Fuertes datos de empleo en EEUU que aumentan el apetito por el riesgo en los mercados

Enrique Díaz-Álvarez07/Jul/2014Análisis del Mercado de Divisas

La semana pasada vivimos una intensa jornada el jueves, ya que la rueda de prensa posterior a la reunión mensual del BCE coincidió con la publicación del informe económico más importante en todo el mundo, las nóminas no agrícolas estadounidenses. Mientras que la reunión del BCE resultó ser de nuevo un evento que no creó mucha volatilidad (salvo algunos cambios de procedimiento en las reuniones), los sorprendentes datos del mercado laboral de EEUU deberían disipar en gran medida las dudas sobre la fortaleza de la recuperación de EE.UU. Como era de esperar, la renta variable de todo el mundo cotizó al alza de manera correlacionada, llegando a máximos históricos en Wall Street. El dólar tuvo una demanda bien soportada, después de cotizar en rangos estrechos durante las semanas previas frente a la mayoría de las principales monedas y cruces.

 GBP

Los índices PMI de sentimiento empresarial publicados la semana pasada siguen pintando un cuadro de fuerte crecimiento. Mientras tanto, el PMI manufacturero y de servicios retrocedieron ligeramente el mes pasado, manteniéndose en niveles muy por encima de la media histórica y en consonancia con el crecimiento del PIB por encima de la tendencia actual de más del 3%. Por otra parte, el Banco de Inglaterra informó de la cuarta caída mensual consecutiva en las aprobaciones de hipotecas para mayo. Esto se da tras los esfuerzos en cierta medida de aliviar las preocupaciones sobre el recalentamiento del mercado inmobiliario. Junto con los vientos en contra que el sector exterior va a experimentar a causa del fortalecimiento de su divisa, seguimos pensando que el momento más probable para la primera subida de tipos es el primer trimestre de 2015 en lugar del último de 2014.

EUR

El BCE no tomó una nueva acción de política monetaria más allá de la realizada en junio. Sin embargo, se aclaró cómo se estructurarán las nuevas medidas TLTRO para nuevos préstamos bancarios. Sorprendió a los mercados con el anuncio de un cambio en la frecuencia de sus reuniones ahora cada seis semanas, así como la declaración de que comenzarán a publicar las minutas de cada reunión antes de la próxima. Nada de esto pretendía tener un impacto inmediato en los mercados y no lo hizo. Más relevante fue la confirmación de que los índices PMI habían disminuido significativamente en junio, con el índice compuesto cayendo a 52,8 en el último mes. A juzgar por la más reciente correlación entre este índice y el crecimiento del PIB, estos niveles son consistentes con nuestra expectativa de crecimiento continuo sub-1% en toda la zona euro. Este nivel no es suficiente para que se lleve a cabo un progreso significativo en la tasa de desempleo o para asegurar la sostenibilidad de las altas cargas financieras de la deuda periférica.

USD

El informe de las nóminas no agrícolas de junio fue el más fuerte desde la Gran Recesión. Se crearon 288.000 empleos netos, y la tasa de desempleo bajó del 6,3% al 6,1% (precisamente, el nivel existente durante el mes en el que Lehman Brothers quebró en septiembre de 2008). Los ingresos salariales totales en el segundo trimestre crecieron a un 5,8% anualizado, lo que debe proporcionar un buen soporte al gasto de los consumidores en los siguientes trimestres. Informes de ventas de automóviles, del sector de la vivienda y de bienes de capital, también se publicaron con cifras más altas de las esperadas, al igual que las exportaciones y las importaciones en mayo. Está claro que la imagen es la de una aceleración del crecimiento después de la inactividad del invierno provocado por las duras condiciones climáticas. Estamos revisando nuestro pronóstico para el crecimiento de EE.UU. en 2014 al alza en los próximos trimestres y no prevemos que la Reserva Federal pueda mantener los tipos de interés cerca de cero mucho más allá del primer trimestre de 2015.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.