La revisión negativa del crecimiento de EE.UU. pesa sobre los activos de riesgo en dólares

Enrique Díaz-Álvarez01/Jul/2014Análisis del Mercado de Divisas

El crecimiento del PIB en EE.UU. el primer trimestre fue bastante peor de lo esperado, afectando principalmente a la renta variable, al mercado de bonos y al dólar. Sin embargo, el impacto fue moderado. Las acciones siguen estando dentro de un rally alcista que establece nuevos máximos históricos y las principales divisas continúan cotizando dentro de rangos muy estrechos, con movimientos semanales menores al 1% en la libra esterlina, el euro y el dólar. El enfoque se centra ahora en la agenda de esta semana, donde veremos los números de la inflación de la zona euro, las reuniones del BCE y del Banco de Inglaterra y el dato de suma importancia del mes, el informe de empleo de las rentas no agrícolas de los EE.UU.

GBP

En el Reino Unido, los responsables políticos dominaron los titulares financieros la semana pasada. El Comité de Política Financiera (FPC) del Banco de Inglaterra comunicó el desagrado de la entidad con los crecientes precios de la vivienda, provocados por el anuncio de las pruebas de accesibilidad más estrictas para acceder a una hipoteca. Además, se estableció un límite del 15% en la proporción de nuevos préstamos hipotecarios que los prestamistas pueden hacer por encima del umbral de 4,5 veces sobre los ingresos del prestatario. Ninguna de estas medidas tendrán un impacto inmediato dramático en el mercado hipotecario, sin embargo, el Banco de Inglaterra ha dejado claro que se refiere a los precios de las casas como una de las variables clave que más le preocupa. En caso de que el boom inmobiliario no se enfrié, no hay duda de que se anunciarán nuevas medidas hasta que lo haga.

Así mismo, cuatro miembros del MPC presentaron sus pronósticos ante la Comisión Especial del Tesoro. Sugieren que las alzas de los tipos de interés llegarán con gran probabilidad entre el último trimestre de este año y el primero del siguiente. Mantenemos nuestra opinión de que con un 25% de probabilidad subirán en el 4º trimestre; con un 50% de probabilidad la subida se efectuará en el 1º trimestre de 2015; y con un 25% de probabilidad la primera subida se retrasará más allá de este periodo.

EUR

Los indicadores PMI de confianza empresarial siguen siendo débiles. El índice compuesto cayó a 52,8. Pese a que está muy por encima del nivel de 50 que normalmente marca la línea entre la contracción y la expansión, hay que señalar que una diferencia se había desarrollado en los últimos trimestres entre los números relativamente saludables del PMI y el crecimiento del PIB. Un nivel  por debajo de 53 en el índice compuesto, por tanto, señala que es probable que esté en consonancia con el crecimiento económico por debajo del 1%, lo cual no es lo suficientemente aceptable como para hacer frente a los persistentes problemas de desempleo de la zona euro e infrautilización de la capacidad productiva. No esperamos grandes noticias en las próximas dos reuniones del BCE, pero creemos que si la debilidad económica persiste, obligará al BCE a anunciar nuevas medidas de flexibilización en la reunión de septiembre.

USD

El crecimiento en el primer trimestre de 2014 se ha revisado a la baja una vez más, publicando una dramática contracción del -2,9%, respecto al -1,0% reportado previamente. El motivo principal del descenso fue causado por un descenso masivo de los gastos sanitarios. Con el lanzamiento del “Obamacare” (Seguridad Social pública) el gobierno había estimado inicialmente que el gasto sanitario había aumentado en un 9,1% anual desestacionalizado, no obstante, se produjo una contracción real del -1,4%. Como consecuencia, el gasto real de los consumidores fue revisado desde el 3,1% al 1%. Mantenemos nuestro pronóstico de crecimiento del PIB del 3,5% en el segundo trimestre, ya que esperamos que el gasto sanitario tienda a recuperarse. Sin embargo, en vista de esta revisión, el informe de nóminas que se publica el jueves (el viernes es un día de fiesta en los EE.UU.) tiene una mayor importancia si cabe.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.