Baja volatilidad en los mercados a la espera de nuevos catalizadores

Enrique Díaz-Álvarez23/Jun/2014Análisis del Mercado de Divisas

La semana pasada, el euro, el dólar y la libra esterlina cotizaron en rangos muy estrechos (menos del 1%), en ausencia de las principales noticias macroeconómicas o políticas. Esto se ha convertido en un patrón firmemente establecido en la tercera semana de cada mes: los mercados han absorbido las reuniones de los bancos centrales y los datos del mercado de trabajo de los principales países que se publican durante la primera semana, pero aún no han recibido noticias clave de la inflación que se conoce a finales del mes. La reunión de la Reserva Federal resultó exactamente como se esperaba, con otro recorte de 10 mil millones de dólares continuando con el programa de finalización de compra de activos mensuales. Los datos económicos de Estados Unidos fueron sólidos. Como era de esperar, en este entorno de dinero fácil, baja volatilidad y decisiones de bancos centrales predecibles, los activos de riesgo siguen subiendo y alcanzan nuevos máximos históricos, encabezados por las acciones y los bonos de mayor riesgo.

GBP

La publicación de las minutas del MPC en junio confirmó el cambio de expectativas del Banco de Inglaterra sobre el comienzo de las subidas de tipos de interés que se propusieron en primera instancia por el Gobernador Carney. Aunque todavía no había disidentes que pidieran aumentos inmediatos, las declaraciones reconocieron que las perspectivas económicas se habían desplazado al alza. Además, sugieren que en el momento de la reunión (principios de junio) no habían descontado suficientemente la posibilidad de una subida de tipos en el cuarto trimestre.

La inflación subyacente se redujo del 2% interanual hasta el 1,6%. Aun así, los salarios continúan a la zaga de la inflación. Martin Weale, quizás el miembro más agresivo del MPC, reconoció esta circunstancia en un discurso la semana pasada, lo que sugiere que la debilidad en los aumentos salariales significa que no hay necesidad inminente para las alzas. El lento crecimiento de los salarios y la libra tan fuerte son las principales razones por las que no vemos subidas de tipos de interés hasta el primer trimestre de 2015.

EUR

No hubo noticias importantes desde el frente macroeconómico o la política de la zona euro la semana pasada. Los mercados esperan ahora a los números de confianza empresarial PMI que se publicarán la próxima semana y por supuesto el dato de la inflación, que se publicará dentro de dos. El consenso espera que las cifras del PMI se estabilicen después del rebote del mes anterior. Vemos una buena oportunidad de otra caída leve, dada la sorpresa negativa en los datos de confianza de los inversores alemanes que a menudo conducen el PMI. En cualquier caso, en los últimos trimestres se ha abierto una brecha entre los niveles de PMI (iguales o superiores a los promedios de largo plazo) y el crecimiento del PIB de la Eurozona (que sigue creciendo por debajo del 1% anual). Creemos que las recientes medidas de flexibilización por parte del BCE necesitarán un tiempo para filtrarse en la economía, y esperamos que los números europeos se publiquen mejor de lo esperado en el medio plazo.

USD

Los mercados se han centrado en la reunión del FOMC del miércoles que concluyeron con la reducción de 10 mil millones de dólares de compras de activos mensuales. Las proyecciones de crecimiento fueron revisadas a la baja, pero las expectativas para los niveles de desempleo también disminuyeron. En general, las expectativas de los miembros del FOMC sobre los futuros niveles de tipos de interés se revisaron al alza. De media, los miembros del FOMC prevén cerrar 2015 con una tasa anual del 1% y 2016 al 2%, con un tipo de interés a largo plazo de alrededor del 4%. Es importante destacar que el cronograma para las alzas de los tipos de la Fed continúa siendo actualizado en cada reunión del FOMC.

La producción industrial y las solicitudes de desempleo la semana pasada resultaron en agradables sorpresas positivas. La producción industrial está creciendo a una tasa de casi el 6% anual en lo que llevamos de año. Las solicitudes iniciales de desempleo de la semana se redujeron en otros 15 mil, llegando a mínimos del ciclo a corto plazo. En general, estos números refuerzan nuestra expectativa de crecimiento del 3,5% en el segundo trimestre de 2014.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.