El USD se aprecia ante la agresiva contundencia del FOMC

Enrique Díaz-Álvarez24/Mar/2014Análisis del Mercado de Divisas

En una semana donde los inversores de divisas se centraron en la reunión de la Reserva Federal el pasado miércoles, indicar que ésta no decepcionó. La declaración de la presidenta, Yellen, apuntó a una continuidad en el programa de reducción de los estímulos económicos. Los principales cruces EURUSD y GBPUSD se depreciaron en torno un 1%. Promoviendo caídas que continuaron el resto de la semana.

Tanto la FOMC como el Banco de Inglaterra mantienen la misma línea en lo que respecta la subida de tipos de interés mientras que el BCE se plantéa si llevar a cabo acciones contra las presiones deflacionarias, lo que nos lleva a preever un escenario de constante depreciación del euro frente la libra y el dólar.

EUR

Como ha pasado en Reino Unido, la publicación de datos por parte de los legisladores ha resultado tener un impacto mínimo en el mercado. El Mecanismo Único de Resolución consiguió finalmente llegar a un acuerdo, es decir, el procedimiento por el cual la decisión de cuándo y cómo declarar una institución financiera como insolvente será estudiada y resuelta fuera del país individual y llevada al organismo europeo competente.
Los alemanes aseguraron que la velocidad a la que este proceso se va a implantar, la cantidad de fondos disponibles para ello y la velocidad a la que se tomarán las decisiones fueron ligeramente decepcionantes, pero como ya se esperaba, el euro no reaccionó ante ello.

Ante una ausencia de noticias económicas relevantes, el euro respondió de forma negativa ante el sentimiento alcista por parte del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC).

Toda nuestra atención está puesta ahora en la publicación de los datos del PMI de la próxima semana. Algunos indicadores relativos al sentimiento alemán parecen haber disminuído negativamente, seguramente en base a la crisis de Ucrania. Un retroceso en estos niveles anteriormente bastante positivos podría acelerar una caída del euro.

USD

La noticia más importante de la semana fue el sorprendente tono adoptado durante la reunión del FOMC. En concreto, por primera vez desde el comienzo de la crisis, las proyecciones individuales de los miembros del FOMC para situar el momento de subidas de tipos fueron el base a lecturas con vistas al futuro y no al pasado. Una mitad de los miembros espera ahora que los tipos se sitúen en el 1% (es decir, 0,75% más que en la actualidad) a finales del 2015, y un 2,25% a finales de 2016. Estas proyecciones son superiores a las publicadas por el FOMC el pasado Diciembre. Además, la presidenta Yellen sugirió que estas subidas podrían comenzar el próximo semestre como conclusión del repliegue de estímulos económicos mucho antes de lo que la mayoría de analistas habían asumido.

En cuanto a las noticias macroeconómicas, seguimos centrados en los datos de alta frecuencia en los EEUU. Éstos nos deberían proporcionar una lectura rápida de que la debilidad de los dos primeros meses de 2014 puede ser más atribuida a los efectos del clima que a una desaceleración cíclica. Las noticias de la semana pasada fueron moderadamente positivas. Las solicitudes de subsidio de desempleo, el dato más importante de la semana en USA, mejoró, lo que deja ver que nuestra visión de que la desaceleración ocasionada por el impacto del extremo clima invernal es correcta, si bien no vamos a tener todas las evidencias hasta mediados de Abril como muy pronto.

GBP

La noticia de mayor importancia que se publicó la semana pasada fue el presupuesto del gobierno británico, el cual no tuvo impacto alguno en el mercado. La oficina de responsabilidad presupuestaria revisó al alza su estimación del crecimiento para el 2014, de 2.4% al 2.7%. A pesar de ésto, el lastre que supondrá una política monetaria aún más restrictiva será del 0.7%, lo que coincide con lo esperado, por lo que no pone en peligro las expectativas existentes de un crecimiento en torno al 2-3% para el 2014. Un cambio significativo de personal en las filas del Banco Central de Inglaterra fue la otra noticia de relevancia durante la semana pasada. Aún así, ello no generó cambio alguno en las expectativas alcistas del comité de política monetaria. La libra se movió en línea con el euro, reaccionando al sentimiento alcista del FOMC perdiendo un 1% frente al dólar y terminando sin cambios algunos frente al euro.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.