Los principales cruces de divisas del G-10 se mueven en márgenes estrechos en una semana muy tranquila para el mercado

Enrique Díaz-Álvarez24/Feb/2014Análisis del Mercado de Divisas

Tras una semana bastante tranquila en los mercados de divisas del G-10, estamos a la espera de saber si la desaceleración de los Estados Unidos se debe al mal tiempo o una vez pase el invierno continuaremos con esta lenta desaceleración. Tampoco sabemos el pensamiento de los miembros del Consejo de Política Monetaria sobre las tasas de desempleo, ni el pensamiento de los miembros del BCE sobre la reducción de tipos de interés.

Las divisas del G-10 han fluctuado en rangos estrechos durante la semana, excepto la libra que parece que en las últimas semanas ha perdido algo de valor frente al dólar. El euro por su parte decepcionó por el informe sobre empleo y la sorpresa de una baja inflación.

GBP

El informe del mercado laboral de los tres meses hasta diciembre acabó con el flujo de buenas noticia. La tasa de desempleo aumentó ligeramente a 7.2%. Sin embargo, algunos indicadores del informe, presentan un panorama distinto, con una ligera disminución del desempleo durante el mes de enero. El dato de la inflación estuvo por debajo del 2.0% fijado por El Banco Central de Inglaterra, lo que proporcionó cierto confort a la parte del Comité de Política Monetaria más proclive a mantener los tipos de interés bajos por un mayor periodo de tiempo. Los eventos de estas semanas indican que la fecha para una hipotética subida de los tipos de interés sea en 2015. Creemos que la venta de libras frente al euro y dólar, llevada a cabo durante esta semana, continuará en el corto plazo al menos hasta que el informe del mercado laboral en Estados Unidos proporcione mayor claridad acerca de la situación de la economía.

EUR

Las encuestas del PMI del sentimiento empresarial revelaron muy poca información acerca del estado de la economía en la Eurozona. Este índice disminuyó ligeramente aunque parece mantenerse consistente a pesar del apagado crecimiento que se ha visto desde que comenzó a salir de la recesión, creciendo entre un 0,5 y 1% interanual. Francia sin embargo sigue siendo una evidente excepción debido a que todos sus indicadores continúan mostrando resultados negativos, volviendo a un estado de recesión. El BCE por su parte (y de forma errónea a nuestro parecer) se mantiene satisfecho a pesar de este ligero estancamiento. La información que la próxima semana conoceremos sobre la inflación será vital para el BCE determine sus actuaciones. Al margen de ésto, consideramos que este crecimiento de la Eurozona continuará durante los siguientes trimestres y por tanto mantenemos nuestras previsiones al alza para el EUR/USD.

USD

La semana pasada no sirvió para disipar las dudas de la cuestión más importante que está ahora en la mente de los inversores: Si la debilidad mostrada en los datos macroeconómicos de las últimas semanas se debe a un invierno inusualmente duro o si estamos ante una desaceleración cíclica de mayor duración. Las diferentes encuestas del sector manufacturero dibujaron una imagen divergente, mientras que como era de esperar los datos de la vivienda en enero se desplomaron. Dado este panorama, parece probable que el crecimiento para el primer trimestre estará más cercano al 2% que al 3%. La cuestión principal es si el segundo trimestre compensará esta debilidad, y no tendremos una lectura clara hasta abril o mayo como muy pronto. En consecuencia, estamos reduciendo nuestros pronósticos del USD frente a las monedas Europeas durante los próximos tres trimestres.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.