Los mercados emergentes se recuperan y el euro se aprecia tras la decisión del Banco Central Europeo de mantener los tipos

Enrique Díaz-Álvarez10/Feb/2014Análisis del Mercado de Divisas

La semana pasada tuvimos una apreciación en los activos de riesgo, en particular aquellos que se habían hundido en enero: acciones de los mercados emergentes y sus divisas.

Con respecto al mercado de divisas el euro se recuperó de sus pérdidas de la semana anterior frente al dólar ya que el Banco Central Europeo mantuvo sin cambios los tipos de interés. Por último el pasado viernes se publicaron los datos del mercado laboral de EEUU y tuvimos una depreciación del dólar frente a la mayor parte de divisas.

GBP

El Banco Central de Inglaterra no alteró su política monetaria y no hizo declaración alguna tal y como se esperaba. Tras las encuestas realizadas, el PMI de confianza empresarial fué ligeramente peor que el del mes pasado, si bien aún así, los niveles son consistentes con una expansión económica en el primer cuatrimestre del año como esperábamos. En este contexto de escasez en términos de noticias macroeconómicas, la libra se apreció frente al dólar y también frente a gran parte de las divisas de países emergentes, quedando a la espera de que se publiquen los datos más importantes en lo que resta de mes, sobre todo, la tasa de inflación. Debido a que el umbral de la tasa de desempleo, establecido para una subida de los tipos de interés, es susceptible de ser modificado, esperamos que el Comité de Política Monetaria establezca algún tipo de orientación de cara al futuro. Lo más probable es que se una al club de Bancos Centrales de todo el mundo, los cuales publicarán una proyección explícita acerca de sus expectativas para la intervención en los tipos de interés. El tamaño de dicha brecha entre las expectativas y los niveles de mercado será el factor que más impacto tendrá en la libra durante las próximas semanas.

EUR

Nos sentimos un poco decepcionados al considerar que el BCE tomaría medidas después de la gran sorpresa en los datos de la inflación del viernes pasado. Esta última se sitúa en una tasa del 0,7%, muy por debajo de las estadísticas del BCE. Además, los países de la periferia que menos pueden permitirse ésto están muy cercanos a la deflación o incluso ya en ella. Como respuesta a esta situación, Draghi se ha limitado a decir que la situación es complicada y que requiere un estudio más exhaustivo. Esperamos que el BCE lleve a cabo este estudio antes de que la Eurozona y/o los países de la periferia se sumerjan como ya lo hizo Japón en una potente deflación y caída de precios, pero no nos hacemos demasiadas ilusiones en este sentido.

Los mercados de divisas se centraron en la ausencia de un posible alivio por parte del BCE y en el informe laboral tan variado publicado en Estados Unidos. Por lo que el euro se ha recuperado de las últimas depreciaciones frente al US dólar.

USD

Como viene sucediendo el primer viernes de cada mes, los inversores se centraron en el informe de empleo de Estados Unidos. El titular fue el mal dato por segunda vez consecutiva, solo 113,000 empleos se crearon en enero frente a los 175,000 que se esperaban. Sin embargo, los datos muestran un panorama mucho más complejo. En este sentido, los meses anteriores fueron revisados al alza en 34,000, lo cual es suficiente para cubrir la mitad de lo que se esperaba. Además, la encuesta de hogares, de la cual se deriva la tasa de desempleo, dibujó un panorama mucho más positivo. El desempleo se redujo en un 0,1% desde 6,7% hasta el 6,6%, porcentaje más bajo desde 2008. Fundamentalmente, ésto fue acompañado de un aumento en la tasa de participación; los responsables de la Fed han dejado claro que están observando este indicador tan de cerca como el referente al empleo. En general, no vemos motivos suficientes en este informe para cambiar el curso de actución de la Fed, y, por tanto, seguimos esperando otra reducción de 10 mil millones en el ritmo de compras de activos en la próxima reunión del FOMC.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.