El Euro se deprecia tras una semana con ausencia de noticias relevantes

Enrique Díaz-Álvarez20/Jan/2014Análisis del Mercado de Divisas

La semana pasada ante la ausencia de datos macroeconómicos y decisiones sobre política monetaria los mercados de materias primas, bonos y acciones tuvieron un comportamiento bastante moderado. El euro no pudo mantener su equilibrio y se depreció un 1% frente a la mayoría de las divisas.

Por otro lado, la gran mayoría de los analistas esperan un crecimiento de EEUU que se sitúa entorno al 2% en el 2014, lo que consideramos tendrá como resultado un fortalecimiento del dólar.

GBP

El dato más importante publicado la semana pasada en Reino Unido fue el de la inflación. A pesar de que la tasa publicada fue ligeramente menor de la esperada, ésta fue suficiente para empujar la inflación hacia el objetivo del Banco Central de Inglaterra por primera vez desde 2009. Lo que constituye una importante validación de la decisión tomada por el Banco Central de Inglaterra de pasar por alto la inflación durante estos cuatro años para centrarse en proveer a la economía de estímulos monetarios, lo que debería de incrementar tanto el prestigio intelectual de la institución como la confianza en sí misma.

Con la inflación subyacente siendo ligeramente menor y con presiones deflacionarias al otro lado del canal, esperamos que la inflación en Reino Unido sea menor durante 2014. Más allá de la inflación, la publicación de una mejora en las ventas al por menor el viernes pasado, originó una apreciación de la libra frente al euro y al dólar de hasta un 1%. Nosotros creemos está reacción está injustificada ya que se trata de un dato muy volátil sujeto a fuertes variaciones estacionales y que la situación de la demanda en Reino Unido en Diciembre está todavía por emerger.

EUR

La semana pasada hubo sorpresas levemente positivas en la eurozona. El registro de coches y la producción industrial mostraron un repunte positivo durante el mes de Noviembre. Sin embargo, estos datos no compensan del todo la situación de debilidad registrada anteriores publicaciones, por lo que no consideramos que debamos cambiar nuestras expectativas de crecimiento de un 0.5% – 1% en la eurozona durante el año 2014. Este crecimiento es posible que no sea suficiente para generar el empleo necesario para reducir la tasa de desempleo y situar a los países de la periferia en una posición sostenible. La única sorpresa positiva de este crecimiento europeo proviene de las exportaciones netas, y este punto de vista apoya nuestro sentimiento pesimista del euro respecto al resto de divisas, excepto el yen japonés.

USD

Conocimos la semana pasada el informe de ventas manufactureras y al por menor. Ambos informes fueron buenos, y en su mayoría por encima de las expectativas. Las ventas minoristas crecieron un 0,2%, y excluyendo la volatilidad de las ventas de automóviles el crecimiento fue de 0,7%. La tasa anualizada de los últimos tres meses está consolidada por encima del 4%, y el mismo porcentaje para la producción industrail situándolo cercano al 7%. Creemos que la racha de sorpresas positivas de la economía estadounidense continuará, y esperamos un crecimiento superior al 3% para el año 2014, ahora que la carga fiscal del año anterior la hemos dejado atrás.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.