La libra se aprecia ante los decepcionantes datos de empleo publicados en Estados Unidos

Enrique Díaz-Álvarez13/Jan/2014Análisis del Mercado de Divisas

La libra esterlina se apreció frente al dólar en una semana que concluyó con un dato de empleo en EEUU peor de lo esperado. La creación de empleo no alcanzó las expectativas previstas encontrando una caída de la tasa de empleo que se debió a una reducción de la población activa, una situación que no es la deseada por la Reserva Federal. Al otro lado del Atlántico, tanto el Banco Central Europeo como el Banco de Inglaterra mantuvieron los tipos de interés en 0.25% y 0.50% respectivamente. Nos pareció interesante que el par EUR/USD no consiguiera una gran escalada y que por lo tanto se mantuviese prácticamente sin cambios.

GBP

Ningún cambio de política en el comunicado del Banco Central de Inglaterra la semana pasada. El MPC está claramente en su línea, además los mercados están empezando a tener en cuenta una salida de la zona de tipos de interés próximos a cero antes que en los Estados Unidos. Nosotros nos mantenemos escépticos, a pesar de los pobres datos de empleo publicados el pasado viernes al otro lado del Atlántico. Los datos del output del sector manufacturero y de la construcción fueron algo decepcionantes y se está abriendo un hueco importante entre el sentimiento en el ámbito empresarial y los números reales de la producción, que son publicados con un cierto retraso respecto a los primeros. Creemos que la realidad radica en un punto medio entre ambos y esperamos una tasa de crecimiento anual del PIB para el cuarto trimestre algo menos que el 2% esperado. Un resultado decente, pero a lo mejor no suficiente para mantener el fuerte rally en el cruce GBP/USD.

EUR

El BCE mantuvo una muy breve rueda de presa la semana pasada. Mario Draghi dijo que el BCE está dispuesto a imponer tipos de interés negativos si la previsión de la inflación empeorara o si las tensiones volvieran de nuevo al mercado monetario. No obstante, no estableció ningún desencadenante a estos efectos por lo que toda esta información se consideró nula. Sin embargo, ya estamos viendo actualmente la primera situación hipotética de que la previsión de inflación empeorara, ya que ésta ha disminuido situándose en un 0.7% interanual, obtenido generalmente por los bienes y servicios. Con una tasa de desempleo estancada por encima del 12%, el grado de distensión será suficiente para mantener una presión a la baja en la inflación europea, que es actualmente la más baja de cualquier otra gran economía. Consideramos por tanto que el descenso de la inflación forzará la actuación por parte del BCE, y esperamos tipos de interés negativos para el segundo trimestre de 2014.

USD

Estamos igualmente sorprendidos del consenso del mercado en espera del débil dato de empleo de Estados Unidos. Sólo se crearon 74.000 puestos de trabajo, aunque los meses anteriores fueron revisados al alza en unos 38.000. El desempleo se redujo un 0,3% del 7% al 6,7%, pero fue debido en su mayor parte al retiro laboral. Sin embargo, todos los primeros datos importantes de noviembre estuvieron en el lado fuerte de las expectativas. El déficit comercial se redujo significativamente, y está empezando a parecer como el comercio puede contribuir al crecimiento de los EE.UU. ante el retroceso de las importaciones de energía. Nos inclinamos a pensar que este débil dato de empleo es un hecho aislado, y esperamos ver si se confirma en el siguiente informe antes de sacar conclusiones definitivas.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.