La libra se aprecia tras el anuncio por parte del Banco de Inglaterra de la retirada del programa de ayuda a la vivienda

Enrique Díaz-Álvarez02/Dec/2013Análisis del Mercado de Divisas

Con una semana con pocos datos económicos y con el día de Acción de Gracias los mercados estuvieron bastante tranquilos. El Banco de Inglaterra sorprendió a los mercados con el fin de la ayuda a la vivienda. Esta acción significa que el gobierno de Cameron está empezando a preocuparse por los posibles desequilibrios macroeconómicos en su política monetaria. La libra subió frente al euro y el dólar, situación que sorprendió a los inversores que tienen un tono optimista. Las acciones de renta variable tocaron máximos anuales por todo el mundo incluyendo EEUU. Sea cual sea la reacción del Banco de Inglaterra , está claro que los mercados financieros aún no están preocupados por las acciones de la política monetaria del mismo.

GBP

El Banco Central de Inglaterra cogió a los traders por sorpresa la semana pasada. Anunció el cambio en incentivos de su programa de financiación para las hipotecas, centrándose ahora en dar financiación a SMEs. A pesar de que el cambio de política debería tener un impacto pequeño, se puede intuir que el Banco Central de Inglaterra está empezando a preocuparse por las consecuencias que pueden tener en el futuro las políticas monetarias expansivas llevadas a cabo hasta la fecha, en particular la recuperación del precio de las viviendas y el crédito fácil para las hipotecas. Ésta es una visión más positiva del mercado de lo esperado. Los detalles del gasto del PIB en el tercer trimestre, siendo el gasto privado de los consumidores y los menores ahorros por parte de los hogares los principales responsables del crecimiento, han servido de apoyo para el cambio promovido por el Banco Central. A pesar de creer que una subida de los tipos de interés en Reino Unido tiene cabida, pensamos que la libra está empezando a apreciarse de forma muy agresiva. El Banco Central de Inglaterra no puede estar contento con la fuerza mostrada por la libra recientemente, lo que exacerbará la dependencia de la economía en el gasto de los consumidores y menores ahorros de los hogares para mantener el crecimiento.

EURO:

La semana pasada el Banco Central Europeo (BCE) obtuvo un desahogo derivado de una apreciación de la inflación, que pasó de tener un interanual de 0,7% en Septiembre a un 0,9% en Octubre. Seguramente la mitad de este crecimiento venga del incremento producido en Alemania, donde la tasa de inflación armonizada europea aumentó un 0,4% mientras el IPC sólo aumentó un 0,1%.
La inflación continúa siendo un valor mínimo. Sin embargo la supuesta estabilidad en la tasa interanual prevee que se establezcan más recortes y tasas de depósito negativas en el encuentro de Enero, y no en las próximas semanas, como se creía. En el resto de periferias, las noticias continúan siendo austeras. Por segundo mes consecutivo se produce una depreciación en los datos del PMI y además una añadida disminución de cesión de préstamos durante el mes de Octubre, debido mayormente a que el volumen de créditos a la vivienda y a la empresa han disminuido en 15 billones de euros, depreciándose hasta un 1,7% del interanual. De esta manera no esperamos un cambio en nuestro sentimiento pesimista hacia el euro.

USD

Relativamente pocos datos económicos en Estados Unidos en una semana más corta por el día festivo del pasado jueves. Destacamos, el informe de bienes duraderos, quedando por debajo de las expectativas por segundo mes consecutivo. Sin embargo, la volatilidad en este número, y su consiguiente caída se puede explicar por los cambios en la programación del gasto provocado por el cierre del gobierno en octubre. Todos los ojos están puestos en el importante dato de empleo de esta semana. Si se mantiene la tendencia de los últimos dos informes, podríamos ver un consenso para el comienzo de los repliegues de estímulos económicos que en nuestro juicio podría tener lugar en la próxima reunión de Enero del FOMC, esta circunstancia animará al Dólar.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.