La libra se aprecia tras las expectativas de tasas de interés negativas por parte del BCE y los débiles datos publicados en EE.UU

Enrique Díaz-Álvarez25/Nov/2013Análisis del Mercado de Divisas

Hemos tenido una semana relativamente tranquila, vimos una moderada subida de la libra frente a las principales divisas, debido principalmente por la evolución negativa en otros lugares. El miércoles tras la última medida tomada por el Banco Central Europeo de bajar los tipos de interés del 0.5% al 0.25% se escucho la posibilidad de poner un tipo de interés negativo para los depósitos bancarios. Aunque esta noticia no fue apoyada por el presidente Mario Draghi que insistió en que no tenía noticias sobre ello.

Por otro lado los Bancos Centrales con políticas monetarias expansivas como los de Australia y Japón animaron a la libra ya que terminó la semana con un 0.4% frente al Euro y un 1% frente al Yen Japonés.

GBP

En la ausencia de publicaciones de informes macroeconómicos, los inversores se han centrado en la reunión del Banco Central de Inglaterra. Ésta fué mucho más cautelosa de lo que la mayoría de comentaristas esperaban, incluido nosotros. El Banco Central de Inglaterra está retrocediendo respecto al umbral del 7% de la tasa de desempleo necesario para que aumente los tipos de interés. La reunión dejó claro que la opinión del Comité de Política Monetaria es contraria a las expectativas de mercado de un alza a mediados de 2015. Los mercados se encogieron de hombros al recibir las noticias. Después de una corta y poco pronunciada caída, tanto la Libra como los tipos de interés se recuperaron rapidamente y terminaron la semana en máximos. Creemos que los próximos discursos de los miembros del Comité serán críticos para comprobar hasta que punto una recuperación económica es descartada por el Banco Central de Inglaterra. Pensamos que la apreciación de la Libra frente al Euro es probable que continué y que ésta siga fortaleciendose frente al dólar americano.

EUR

Las noticias macoeconómicas relativas a la Eurozona se mantuvieron pesimistas a lo largo de la semana pasada. El indicador de compras de gerentes (PMI) subrayó que la peor situación económica jamás sufrida en Europa va seguida de la peor recuperación de la historia. El indicador compuesto principal se retractó de un 51,9 a un 51,5. Mientras esta caída no es del todo dramática, la posibilidad de que el crecimiento pueda alcanzar un nivel inferior al 1% es bastante desconcertante dado que el mercado laboral sigue en niveles mínimos.

Especialmente preocupante es la no esperada recaída de Francia a niveles de 48,5.

USD

De manera algo sorprendente, el Dólar no continuó con el rally la semana pasada. La publicación de las minutas de la última reunión del FOMC fue más enfocada hacia una política económica restrictiva de la que el mercado esperaba, aunque en línea con nuestras expectativas de que en Enero se produzca el repliegue de los estímulos económicos. Las ventas minoristas subieron un 0.4% en Octubre y un 3,9% en lo que va de año, un nivel que es más o menos en consonancia con el crecimiento de la demanda real en torno al nivel del 2%. Junto con el contínuo impulso del mercado laboral y al menos una contribución neutra de la demanda exterior neta, creemos que el crecimiento en el rango de 2 a 2,5% es perfectamente alcanzable tanto este año como el próximo.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.