El BCE recorta los tipos y hunde al Euro

Enrique Díaz-Álvarez11/Nov/2013Análisis del Mercado de Divisas

Habíamos estado esperando durante algún tiempo la posibilidad de que la inflación en la Eurozona pudiese traer nuevos recortes en los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo. Así fue, tras el anuncio de la bajada de tipos de interés la pasada semana el euro cayó un 1,5% en cuestión de minutos. Al día siguiente tuvimos una ligera recuperación para volver a caer tras el informe del mercado laboral en los EEUU que fue mejor de lo esperado. La fortaleza del dólar arrastró a la libra con fuertes alzas y a la mayoría de las monedas más liquidas.

GBP

Durante la semana pasada se publicaron aún mas datos macroeconómicos postivios en el Reino Unido. La producción industrial en Septiembre sorprendió a todos, siendo casi el doble de lo esperado en la publicación del PIB del tecer trimestre. El índice PMI del sentimiento empresarial del sector servicios llegó a 62.5, un nuevo máximo en este año y a punto de alcanzar el máximo histórico de 63.5. El componente del empleo aumentó tres puntos, lo que concuerda con la sorprendente fuerza con la que se está creando empleo en el Reino Unido. Todas las miradas estan puestas ahora en el impacto que tendrá ésto en el informe de la inflación que se publicará la semana que viene, la cual se espera en consonancia con las expectativas del Banco Central de Inglaterra sobre la inflación, el empleo, el crecimiento y los tipos de interés. Estos datos positivos han dotado de fuerza a la libra, capaz de hacer frente a la apreciación del dólar y de apreciarse frente al resto de divisas.

EURO

Era de esperar que la sorpresa a la baja de la inflación en la zona Euro provocase una reacción en Draghi así como en el BCE. La eurozona soporta ahora la menor inflación de las grandes economías, incluyendo Japón.
Particularmente preocupante es que la deflación actual empieza a ser una realidad en las grandes economías de la periferia, lo que significa que tanto los préstamos de deuda pública como privada difícilmente pueden ser pagadas.

El informe sobre el Producto Interior Bruto (PIB) que se publicará la próxima semana seguramente revele un nuevo trimestre de recesión permanente; con un crecimiento apenas positivo y que se aleja de los niveles suficientes en cuanto al mercado laboral se refiere.

Tanto las noticias económicas como la perspectiva en la política monetaria continúan sus discrepancias en ambos lados del Atlántico, por lo que mantenemos por el momento nuestra tendencia pesimista sobre la divisa en la Eurozona.

USD

El informe de empleo puso el broche a una semana muy positiva para el dólar. Se añadieron 204.000 empleos netos en octubre, y los dos meses anteriores fueron revisados al alza con un total del +60.000. El aparente parón del mercado laboral que llevó a muchos analistas a empujar sus previsiones de un repliegue de estímulos económicos hasta bien entrado 2014 ahora ha sido revisado. Como era de esperar, la encuesta en los hogares, donde las personas informan de su estado actual, se vió afectada por el cierre federal. Tanto el número de ocupados como de población activa se redujo significativamente. Esperamos que estos efectos desaparezcan para el próximo informe.

Después de la fortaleza de estos números, estamos esperando que el FOMC anuncie el comienzo del repliegue de estímulos económicos en la reunión de Enero, salvo sorpresas desagradables en los dos próximos datos de empleo entre hoy y la celebración de la reunión. Con el escenario actual estamos más seguros si cabe de nuestra perspectiva alcista del dólar.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.