Los malos datos en Europa presionan al BCE para un mayor recorte de los tipos de interés y el dólar se aprecia

Enrique Díaz-Álvarez04/Nov/2013Análisis del Mercado de Divisas

La volatilidad regresó con fuerza la semana pasada a las principales divisas. La Reserva Federal hizo avances el miércoles. Mientras mantuvo las medidas de flexibilización cuantitativa sin cambios, como todos esperaban, hizo un comunicado relativamente optimista sobre las perspectivas de la economía y sugirió que el ‘’tapper’’ en Enero era una posibilidad real. A continuación, el jueves llegó una sorpresa desagradable, junto con los muy pobres datos del mercado laboral en la Eurozona, la inflación trajo de nuevo la posibilidad de recortes en los tipos de interés por parte del BCE, mientras la recuperación de la Eurozona se apaga paulatinamente y la deflación amenaza la sostenibilidad de las finanzas soberanas periféricas. El euro cayó más de tres céntimos frente el dólar estadounidense. Fuera del mercado de divisas, la renta variable celebraba máximos históricos y las materias primas caían en todos los sectores.

GBP

La naturaleza de la expansión de Reino Unido, basada en un mayor consumo, fué resaltada la semana pasada por la publicación de una serie de datos macroeconómicos. El precio de la vivienda sigue aumentando a la vez que el número de hipotecas aprobadas. El sentimiento manufacturero sigue boyante, en 56, acorde con el crecimiento este cuatrimestre del PIB del 3% anual. Los mercados de divisas ignoraron los documentos publicados esta semana al ser de menor importancia. Aún así, la libra cayó frente al dólar pero se apreció frente al euro.

EUR

La corriente de noticias macroeconómicas se ha vuelto de nuevo negativa en la Eurozona, en dos áreas críticas: la inflación y el mercado laboral. Por una parte, la inflación de la Eurozona registró una gran caída, siendo ésta de un 0,7%, es decir, un enorme descenso de 40 puntos básicos, por debajo de las expectaciones, y distanciándose incluso más del objetivo del Banco Central Europeo que era cercano, pero inferior a un 2%. Esto hace todavía más complicado para las economías de países de la periferia el volver a un camino sostenible.

El desempleo por otra parte, aumentó de un 12% a un 12,2%, incrementándose de nuevo, lo que demuestra que el mercado laboral Europeo no está cerca de una recuperación. Las noticias recibidas de Italia fueron aún peores. La economía perdió unos 80.000 puesto de trabajo, lo que se traduce en un número desastroso, duramente equivalente a una publicación de -600.000 nóminas en Estados Unidos.

Debido a todo ésto, pensamos que el “recorte” por parte del Banco Central Europeo tiene un 50% de posibilidades de que ocurra esta semana, y un 50% de que Draghi espere a la reunión de Diciembre. Se espera una tendencia bajista de la divisa común que continuará hasta que el Euro haya devuelto los 10 céntimos que ganó durante los últimos cuatro meses.

USD

Hubo algunas noticias moderadamente positivas en los EE.UU. la semana pasada. Mientras que las ventas minoristas cayeron ligeramente en septiembre, un 0,1%, el núcleo más estable, excluyendo las ventas de automóviles y gasolina, subió un fuerte 0,5% en el mes. Lo más importante fue la declaración del FOMC el miércoles dónde se dejó claro que la Fed va a mirar más allá del asunto del techo de la deuda, se necesitará un par de buenos datos de empleo para empezar a producirse una disminución en los estímulos económicos.

Ésto puede ocurrir tan pronto como en la reunión de Diciembre, pero vemos Enero como la fecha más probable, debido a que la Fed es reacia a endurecer sus medidas en fechas tan cercanas a Navidad. Como resultado, la línea del tiempo en el camino hacia delante de la Fed hizo que el dólar subiera frente a casi todas las principales monedas.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.