Informe especial - Acuerdo sobre el techo de deuda alcanzando en EEUU

Enrique Díaz-Álvarez17/Oct/2013Análisis del Mercado de Divisas

USD

Dos semanas después del cierre parcial del Gobierno Federal de los Estados Unidos y tan solo un día antes de que el tesoro estadounidense anunciase que había agotado todas las vías posibles para hacer frente a sus pagos, parece que tanto demócratas como republicanos han llegado a  un acuerdo en el Congreso.

El acuerdo eleva el techo de deuda hasta el 7 de febrero, fecha límite para negociar un nuevo acuerdo.

Los detalles del acuerdo aún se desconocen. Parece ser que de cara a debilitar la oposición, Boehner, diputado de la casa Republicana va a ignorar la así llamada ‘norma Hastert’ y aprobar un acuerdo con los votos de los demócratas y una minoría de los republicanos. La ‘norma Hastert’ es un compromiso verbal no escrito de los republicanos que consistente en no someter a votación una ley en la Cámara si no tiene un apoyo mayoritario entre la propia mayoría.

Ésto se convierte así en un paso arriesgado por parte de líder republicano debido a una posible negativa por parte del resto del grupo y que podría costar a Boehner su puesto.

Por otro lado es sin lugar a dudas una buena noticia para el dólar y todos los activos de riesgo en todo el mundo. Sin embargo, debemos señalar que esta noticia era esperada por los mercados y por todos nosotros. Algunas opiniones señalaron los picos a corto plazo de las letras del Tesoro. Los intereses de la deuda pasaron de  0,02% a 0,32%; los intereses de las cuentas a pagar en el corto plazo cayeron conforme se iba acercando el fin del plazo para negociar el techo de deuda. (Ver Figura 1). Sin embargo, debemos recordar que el movimiento de los precios de estos instrumentos se movió muy poco. La falta de un aumento de los intereses de los bonos del Tesoro a largo plazo y la ausencia de compromisos de venta del dólar y de valores de renta variable indican claramente que los actores del mercado no se tomaron en serio la posibilidad de una suspensión de pagos.

La buena noticia, y es algo a lo que en nuestra opinión no se le está prestando la suficiente atención, es que la probabilidad de que se vuelva a repetir este fracaso a principios de 2014, cuando el actual acuerdo termine, se ha reducido significativamente. Este episodio ha supuesto un desastre para el partido republicano. El acuerdo significa la redención incondicional por su parte, sin lograr nada, salvo un colapso precipitado en las encuestas y una desaprobación mayoritaria del sistema americano. Creemos por ello poco probable que vuelvan a repetir esta experiencia, por lo que se espera  una negociación mucho más tranquila la próxima vez que el techo de deuda y los fondos federales vuelvan a ser objeto de debate. Aún más, hay una buena oportunidad para que este absurdo  del “techo de la deuda” sea eliminado por completo. Los mercados (y el dólar) indudablemente celebrarán tal acontecimiento.

Figure 1: Variación de los intereses de los bonos del tesoro americano respecto a las fechas límite sobre el techo de deuda.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.