El mercado de activos y mercados emergentes se recuperan ante la cotización estable del EUR, USD y GBP.

Enrique Díaz-Álvarez10/Sep/2013Análisis del Mercado de Divisas

Las divisas de los mercados emergentes y de los mercados de renta variable fueron protagonistas por su remontada la semana pasada. Estas monedas que habían sido castigadas durante todo el verano (Rand Sudafricano, Rupia India y la Rupia Indonesia) remontaron parcialmente aunque todavía no está claro si se trata de un rebote puntual o de una subida a largo plazo. En el G10 vimos datos muy débiles casi al mismo tiempo que en Alemania y EEUU. El tipo de cambio EURUSD ha estado moviéndose en función de los datos macroeconómicos relativos a las dos regiones y la semana acabó prácticamente sin cambios. Por su parte, la libra se apreció debido a los buenos datos en el Reino Unido.

GBP

La economía del Reino Unido sigue sorprendiendo gratamente al alza. Todos los datos de PMI publicados alcanzaron de nuevo máximos; índice manufacturero hasta 57.2, servicios hasta 60.5 y construcción hasta 59.1, todos son consistentes con un crecimiento superior a la tendencia esperada. Además, la solidez parece provenir principalmente de la demanda interna. Con todos estos datos se hace cada vez más difícil para el Banco de Inglaterra el proponer una explicación sobre la divergencia entre los niveles de tipos de interés y sus propias proyecciones para la finalización del QE (de la flexibilización cuantitativa). Ésto hace que el dato de desempleo publicado por el ILO (International Labour Organization) tenga una importancia crítica, ya que el Banco de Inglaterra ha vinculado su política de tipos de interés más bajas a la evolución de la tasa de desempleo. La racha de datos positivos ha impulsado a la libra esterlina frente al euro y el dólar en casi un 1% y ha terminado la semana rozando los máximos desde mayo frente a la moneda común.

EUR

Los débiles datos económicos de la Eurozona han enfriado el entusiasmo del mercado sobre la inminente salida de la recesión más larga en su historia. Las ventas minoristas alemanas, la producción industrial y las exportaciones han decepcionado en Julio, y se espera que caigan moderadamente en términos anualizados para el tercer trimestre. Menos seguidos por los mercados, pero tal vez más críticos, son los datos del mercado laboral en España e Italia, que muestran pocas señales de estabilización. Los subsidios en España se redujeron en Agosto en 14.000 personas, con una media de los tres últimos meses de -26.000. Todavía no tenemos los datos italianos de Agosto, pero en Julio también vimos un descenso. Pensamos que la estabilización del mercado de trabajo en estos países es una condición necesaria antes de que se consolide la sensación de que salimos de la crisis europea, y ésto aún parece estar lejano. Al final de la semana, el euro no mostraba muchos cambios con respecto al dólar, debido a que los débiles datos laborales del otro lado del Atlántico fueron compensados por las malas perspectivas de los inversores en Alemania.

USD

Como siempre durante la primera semana de mes, los mercados se centraron en los datos de empleo de Agosto, y éstos resultaron por debajo de las expectativas. El dato de julio fue revisado a la baja de manera significativa. El desempleo cayó hasta el 7,3% desde el 7,4% anterior, y la principal razón fue la disminución de la población activa, que cayó al nivel más bajo desde 1978. Este último, no es el tipo de dato que pueda animar a la Reserva Federal, que al igual que el Banco de Inglaterra ha vinculado explícitamente el futuro de la política monetaria a una mejora en el mercado laboral. Mientras que se publicaron otros datos (exportaciones, PMI, etc.) más positivos, será bastante difícil para la Reserva federal lograr un consenso en la reunión de Septiembre para un cambio en su política. En consecuencia, nosotros también nos mantenemos prudentes con nuestra visión sobre el futuro de la política montería hasta la próxima reunión del FOMC, a finales de octubre. En relación a ello, revisaremos también nuestros pronósticos sobre las divisas del G-10, empujando nuestras previsiones a corto plazo para el dólar ligeramente a la baja.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.