Las divisas emergentes tomaron protagonismo y el dólar continuó con su ligera apreciación

Enrique Díaz-Álvarez02/Sep/2013Análisis del Mercado de Divisas

La clave del mercado esta semana se encontró de nuevo en los mercados emergentes, donde las divisas se depreciaron fuertemente frente al dólar ante los temores de que la Reserva Federal reduzca sus estímulos monetarios este mes. Brasil e Indonesia subieron los tipos para frenar el flujo de salida de su moneda, mientras la India aprobó nuevos controles de capital.

Los valores de renta variable se atemorizaron ante la venta masiva quizás provocada por la posible acción militar en Siria, y como resultado vimos una huida hacia valores refugio, el dólar, frente a las principales divisas como el Yen. No veíamos tanta correlación en “risk on/risk off”, entre este tipo de activos desde hacía un tiempo.

GBP

El primer discurso de Mark Carney como gobernador del Banco de Inglaterra no cumplió con las expectativas que se habían construido a su alrededor. De hecho, se refirió a la recuperación del Reino Unido como “sólida, pero no estelar”. Ante la ausencia de las principales publicaciones de datos macroeconómicos, la libra esterlina se movió con calma y volvió a la negociación como una versión baja del euro, algo que no habíamos visto mucho durante la temporada de verano. Se apreció un 0,5% frente a la moneda común, y se depreció en un porcentaje ligeramente mayor con respecto al dólar.

EUR

La semana pasada hubo pocos movimientos en los mercados europeos ante la ausencia de noticias, y los inversores estuvieron centrados únicamente en los mercados emergentes. Una avalancha de índices de confianza confirmaron las perspectivas de una lenta recuperación. Ahora se está esperando ver si los datos económicos de relevancia que se publican esta semana confirman estas perspectivas de crecimiento. En particular, se están esperando con expectación los datos de empleo de España e Italia del mes de Julio. Una estabilización de los mercados laborales en estos dos países es una condición necesaria para una mejora estructural de la situación europea, y ésto es algo que todavía no hemos visto.

USD

El flujo de noticias proveniente de los Estados Unidos resultó positivo la semana pasada. El crecimiento económico de EE.UU. para el segundo trimestre fue revisado al alza hasta el 2,5% desde el 1,7% publicado inicialmente. Este resultado viene de la mano de la subida de las exportaciones netas que crecieron un 8,6% durante el mismo trimestre. Si se mantiene este aumento, podríamos añadir otro pilar para la recuperación de EE.UU.

Ésto debería suavizar el impacto de los altos intereses de las hipotecas que están padeciendo en el sector de la vivienda.

En vista de estos números, reafirmamos nuestra opinión de que la Reserva Federal anunciará una progresiva reducción en el ritmo de sus compras de bonos del Tesoro, mientras que no se esperan cambios con respecto a los bonos hipotecarios en la próxima reunión de septiembre.

Esperamos además, que el dólar se mantenga fuerte frente al resto de divisas por el continuo aumento de los tipos en Estados Unidos en relación con los de la mayor parte de los países desarrollados.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.