Continúa la salida de capitales de los mercados emergentes mientras que las divisas del G10 se mantienen en un patrón de espera

Enrique Díaz-Álvarez27/Aug/2013Análisis del Mercado de Divisas

La semana pasada los mercados de divisa experimentaron un inusual comportamiento. La mayoría de las divisas más liquidas se movieron en rangos estrechos, con baja volatilidad y volúmenes reducidos, lo cual es una situación habitual en el mes de Agosto. Sin embargo, las divisas de los mercados emergentes experimentaron otra semana con fuertes turbulencias.

Los inversores se han atemorizado ante la perspectiva a corto plazo de que la Reserva Federal vaya disminuyendo sus estímulos monetarios y algunos de los más populares “carry trades” de los últimos años se están deshaciéndose rápidamente. Monedas de países con déficit por cuenta corriente y con mediocres políticas financieras por parte de sus gobiernos, tales como la rupia (India), rupia (Indonesia), y el rand (Sudáfrica) están siendo castigadas.

Estamos siguiendo de cerca estos movimientos y en breve publicaremos un informe especial sobre nuevas previsiones de éstas y otras divisas con notable volatilidad.

GBP

Los fujos de datos macroeconómicos positivos continuaron la semana pasada, aunque limitado a la emisión de datos de segundo nivel. La encuesta del CBI sobre la tendencia de la industria creció de forma considerable por segundo mes consecutivo. Además, el crecimiento del PIB en su segundo trimestre se revisó al alza, hasta el 2.8% de crecimiento anual desestacionalizado. Como resultado de estos datos y de las noticias positivas de la semana pasada sobre el desempleo, las expectativas de una subida en los tipos de interés han sido incrementadas más de lo que el Banco de Inglaterra dió a entender para un futuro. Sin embargo, las actas de la última reunión del MPC (Comité de Política Monetaria) solo dieron lugar a confusión, ya que dieron a entender que “algunos” miembros consideran que las expectativas actuales de crecimiento están justificadas por los datos. Aunque no esperamos ningún movimiento o comunicado en la próxima reunión del MPC, esperamos que las declaraciones de Mr. Carney esta semana van a ser clave para determinar el grado en el cual las sorpresas positivas están cambiando el panorama para los miembros más pesimistas del MPC.

EUR

El índice sobre el sentimiento económico de la Eurozona (PMI) volvió a subir en Agosto; aumentó 1.2 puntos hasta los 51.7, un nivel consistente con un crecimiento entorno al 1%. Una vez más, las cifras globales enmascaran la brecha existente entre Alemania y la periferia, pero esta diferencia se está reduciendo gradualmente. Reconocemos el mejor tono de los datos europeos, pero tenemos que prestar atención a los indicadores macroeconómicos en los mercados laborales de Italia y España antes de que podamos confirmar que esas economías han tocado fondo, lo que no parece ser el caso. De todos modos, esta reciente mejora quita presión al BCE, al menos temporalmente, y por lo tanto no se espera ningún cambio de política o nuevas medidas de supervisión en la reunión de septiembre.

USD

La cuestión clave en los próximos meses en los EE.UU. será si la economía tiene suficiente impulso como para aguantar una subida de los tipos de interés. Vimos señales opuestas la semana pasada.

Por un lado, el sector más sensible a movimientos de tipos de interés de la economía de EE.UU, la vivienda, ya nota el impacto de la subida de intereses en las hipotecas, observando como las ventas de nuevas viviendas cayeron un 13.4% en Julio. Por otro lado, el índice del PMI manufacturero (Manufacturing Purchasing Managers Index o Índice de Gestores de Compra del sector manufacturero) indicador del sentimiento empresarial, mejoró un 53.9 en Agosto y las solicitudes de desempleo semanales, quizá el mejor indicador para detectar con rapidez las tendencias macroeconómicas en Estados Unidos, sigue bajando. Mantenemos nuestra advertencia de un ajuste en la política monetaria a partir de Septiembre y por tanto la apreciación del dólar continuará, sobre todo frente a las monedas más vulnerables de los mercados emergentes.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.