Los mercados de divisas ignoran el diluvio de datos macroeconómicos procedentes de todos los continentes

Enrique Díaz-Álvarez05/Aug/2013Análisis del Mercado de Divisas

Las expectativas de volatilidad esperadas para la semana pasada decepcionaron. Entre los eventos y noticias publicadas destacamos las reuniones de la Reserva Federal, el Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra, así como los informes del mercado de trabajo en Europa y los EE.UU. Como mencionábamos, ninguno de estos informes ha cambiado radicalmente las perspectivas para el crecimiento económico o la política monetaria, y las monedas por tanto han cotizado en rangos muy estrechos durante toda la semana. Más allá de los mercados de divisas, el mercado de renta variable alcanzó nuevos máximos históricos, y los instrumentos de renta fija se movieron de forma suave, a pesar del informe sobre nóminas en EE.UU. el viernes.

GBP

Lo más destacado de la semana fue sin duda la reunión del jueves del Comité de Política monetaria (MPC) del Banco de Inglaterra. Como era de esperar, no hubo ningún cambio en la política monetaria. Por nuestra parte, no sabemos con certeza si la política futura se basará en los umbrales macroeconómicos, o si el MPC está satisfecho con las expectativas actuales. Dada esta incertidumbre, el informe sobre la inflación que se publicará esta semana cobra gran importancia. Al margen de la política monetaria, la fabricación y la construcción, el índice de PMI publicado la semana pasada vislumbró una economía británica aún más fuerte. El indicador PMI de servicios (mucho más importante) será publicado esta semana, pero los principales indicadores están planteando una clara tendencia de crecimiento del PIB para el tercer trimestre. En ausencia de una sorpresa del BoE en el informe de inflación de la presente semana, esperamos que la libra se vea apoyada por estas favorables noticias macroeconómicas del país.

EUR

La reunión del BCE también tuvo vaivenes. Draghi siguió manteniendo la decisión de los tipos en espera, y en gran medida repite la orientación hacia adelante desde la reunión anterior. Más allá de la política monetaria, en la Zona Euro el desempleo se mantuvo estable en un nivel récord del 12,1%, y el índice PMI compuesto se confirmó en un nivel ampliamente consistente con un crecimiento nulo del PIB. Esperamos la próxima semana a la publicación del PIB y el empleo italiano, que deberían proporcionar una confirmación de si la mayor economía periférica está pasando de la contracción al estancamiento tal y como la mejora de los índices PMI de la periferia sugieren.

USD

Dos versiones macroeconómicas contaban historias divergentes la semana pasada. Por un lado, el PIB se revisó al alza hasta el 1,7% en el segundo trimestre y al 1,1% en el primero, como parte de una re-evaluación comparativa general de las estimaciones del tamaño de la economía. Por otro lado, el informe de nóminas clave para el mes de julio se publicó y no fue tan bueno como lo esperado. La economía creó 162.000 empleos en el mes, unos 25.000 menos que la media de los últimos tres meses. Aunque el desempleo cayó al 7,4%, ésto fue una vez más debido a la retirada de más mano de obra que por la creación de empleo. A fin de cuentas, el informe de nóminas de julio nos deja en la duda de si la reducción de la FC (Flexibilización cuantitativa), también conocida como QE, empezará en septiembre o diciembre. Creemos que la Fed aún no ha tomado una decisión, y el crecimiento y los datos de empleo en las cuatro próximas semanas serán clave. Si decidimos cambiar nuestra estimaciones prevista para diciembre en vez de para septiembre, tendremos que revisar consecuentemente nuestras estimaciones para el dólar en el corto plazo.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.