Los comentarios pesimistas de la Fed hunden al dólar y aprecian los precios de los activos financieros

Mercedes Estrada15/Jul/2013Análisis del Mercado de Divisas

Los mercados se centraron en las perspectivas de la Reserva Federal, dejando los datos macroeconómicos en un segundo plano. Los inversores interpretaron el último discurso de Bernanke la pasada semana como un tanto pesimista. Por lo tanto, casi todos los instrumentos financieros, incluyendo los valores de renta variable, las materias primas, los bonos y el crédito aumentaron considerablemente, mientras que el dólar cedió las ganancias de las pasadas semanas. La excepción al rally generalizado de los activos de riesgo fueron los bonos de los países periféricos en Europa. La agitación política en España y Portugal devolvieron la deuda a niveles no vistos en los pasados meses. Ésto nos hace pensar que el rally del euro respecto a la libra y al dólar no parece sostenible.

GBP

La cadena de sorpresas positivas sobre el crecimiento del Reino Unido terminó la semana pasada al publicarse unos datos sobre construcción y producción peores de lo esperado.

De cualquier modo, dadas las sanas subidas vistas en el índice PMI de sentimiento empresarial, prácticamente se puede asegurar que la economía británica volverá al crecimiento en el segundo trimestre de 2013. Sin embargo, dada la sorprendentemente pesimista declaración de las Actas del Comité de la Política Monetaria de la semana pasada, los inversores siguen centrados en la política monetaria. La libra volvió a comportarse como una versión beta del euro la semana pasada, cayendo un 0,5% frente a la divisa común mientras subía ligeramente por encima de un 1% frente al dólar.

Todas las miradas están ahora puestas en la publicación de la próxima semana de las actas del comité de la política monetaria, que proporcionarán mayor información sobre los movimientos en las políticas monetarias y de comunicación en el seno del Banco de Inglaterra.

EUR

El BCE vuelve a mostrar sus intenciones de comenzar a pronunciarse sobre una probable “orientación futura a seguir” en cuanto a las tasas de interés se refiere. El objetivo parece ser el de impedir la revisión de precios de las expectativas al alza de la Reserva Federal que afectan los tipos y los contratos a corto plazo.

Se conocieron pocos datos macroeconómicos importantes en la zona euro, aparte del ligero retroceso en la producción industrial de mayo después del incremento del mes anterior. Un hecho más importante que fue ignorado en gran medida por los mercados de divisas fue la sigilosa pero continua alza en los rendimientos de los bonos españoles y portugueses, y en menor medida los italianos. El mayor catalizador fueron las posibles elecciones anticipadas en Portugal. La enorme impopularidad del fracaso de las políticas de austeridad en todas partes de la periferia significa que unas elecciones generales en cualquier país supondría una renegociación de los términos de austeridad y de una confrontación política con el núcleo liderado por Alemania.

Por nuestra parte, no creemos que esta inestabilidad sea consistente con un euro por encima de los 1,30 dólares, por lo que esperamos que la tendencia a la baja de moneda común reanude en breve.

USD

Los escasos datos macroeconómicos de la semana pasada tuvo una suave repercusión negativa en los mercados, la que llevó a muchos estrategas de revisar rebajar sus estimaciones de crecimiento del PIB para el segundo trimestre. Los inventarios de las empresas tienen rotación, aunque ésto sólo significa una transferencia de crecimiento de este trimestre al siguiente.

Más importante aún, a pesar de la continua fortaleza en la creación de empleo, la tendencia a la baja en la tasa de desempleo parece haberse estancado y no ha disminuido en los últimos cuatro meses. Los datos del mercado de trabajo de segundo nivel, como el informe JOLTS, también parecen confirmar ésto. Vale la pena repetir que el la finalización esperada de compras de bonos de la Fed está fuertemente condicionada a continuas mejoras en la tasa de desempleo. Otro mes sin avances en este frente puede llevarnos a revisar nuestra fecha prevista para el inicio de la retirada de las medidas cuantitativas de septiembre a diciembre.

En cualquier caso, Bernanke llevará a cabo la conferencia semestral de Humphrey-Hawkins la próxima semana donde los mercados exigirán que aclare expresamente este tema.

Print

Escrito por Mercedes Estrada

Marketing Manager para España y Portugal de Ebury. Licenciada en Economía por la UCLM, postgraduada en Dirección de Empresas y especializada en marketing de contenidos.