Panorama semanal - El dólar se dispara y los mercados se hunden tras el anuncio por parte de Bernanke de una más que probable retirada anticipada del QE3

Mercedes Estrada24/Jun/2013Análisis del Mercado de Divisas

No suele ser frecuente que un punto de vista sobre el mercado se valide tanto como el nuestro la pasada semana. Hemos estado haciendo hincapié durante algún tiempo acerca de la sólida recuperación de la economía americana, sobre el conocimiento de la Reserva Federal acerca de ésto, así como sobre la probabilidad de que fuese el primer banco central en empezar a reducir los estímulos monetarios beneficiándose el dólar de ello. La pasada semana vimos a los mercados pisando fuerte por un relativo optimismo por parte de Bernanke, que llegó a poner fecha de manera explícita a la finalización del QE3. Como resultado, el dólar se apreció fuertemente frente a la mayoría de las divisas y las posiciones que hasta ahora complacían a los inversores comenzaron a liquidarse.

Los valores de renta variable cayeron por quinta semana consecutiva, aunque siguen estando en máximos del año. Los metales preciosos cayeron un 7% y los productos energéticos y siderúrgicos cayeron un 3%. Los bonos, como es lógico, fueron los más afectados por la venta masiva. El rendimiento de los bonos del tesoro americano se apreciaron cerca de los 40 puntos básicos mientras que a los bonos de los mercados emergentes les fue mucho peor.

GBP

Las declaraciones del Comité de Política Monetaria del mes de mayo no presentaron ninguna sorpresa. Los datos de la actividad del Reino Unido están comenzando a mejorar y son ahora concordantes con un crecimiento lento en la segunda mitad del año. Se espera que la inflación repunte este verano, pero el débil crecimiento salarial significa que el objetivo del 2% es probable que se mantenga a medio plazo.

La inflación de mayo parece validar el tono más positivo del Comité de Política Monetaria, ya que la inflación interanual subió hasta el 2,7% y la inflación subyacente llegó hasta el 2,2%. Los futuros del mercado monetario están presagiando un aumento del 0,25% del tipo de interés interbancario en septiembre del próximo año. Nosotros consideramos que ésto es exagerado, además el hecho de que Carney se una al Comité el próximo mes, nos induce a pensar en unas futuras políticas aún más inciertas. En cualquier caso parece claro que medidas de flexibilización cuantitativa adicionales están descartadas por el momento. Creemos que la libra seguirá fortaleciéndose frente a gran parte de las divisas europeas y que se debilitará frente al dólar.

EUR

Las noticias macroeconómicas de la Zona Euro dieron un insólito giro positivo la semana pasada. Los índices PMI de confianza empresarial se incrementaron, llevando al PMI compuesto a situarse ahora en 48,9. Los datos siguen siendo consistentes con una ligera contracción en la economía de la Eurozona en su conjunto, y la contínua destrucción de empleo.

Estimamos que el índice PMI debe cruzar el límite de los 50 para que el mercado laboral se estabilice, y los 52 para empezar a incrementarse los puestos de trabajo netos, queda por ver si el rebote de los últimos dos meses es el comienzo de una recuperación sostenida. La volatilidad del mercado y el reciente crecimiento de Alemania, nos hace ser escépticos, por lo que seguimos esperando que la economía de la Euro Zona registre un crecimiento negativo o sin cambios para el resto del año. El euro cotizaba en respuesta a la advertencia de Bernanke sobre la finalización del QE3 (flexibilización cuantitativa) cayendo más de un 1,5% frente al dólar.

USD

La gran expectativa que se había construido en torno a la reunión del FOMC de la semana pasada por fin se confirmó y no decepcionó a los mercados una vez más. Ben Bernanke confirmó que, en caso de continuar la recuperación económica como se esperaba, el QE3 disminuirá hacia el final del año y se completará su finalización en el verano de 2014.

Además, la previsión del desempleo en la última reunión del FOMC fue revisada a la baja. De hecho, la Fed espera ahora que la meta de desempleo del 6,5% se alcanzará en algún momento a finales de 2014, en lugar de mediados de 2015, como se pronosticaba anteriormente. Ésto es fundamental, ya que es la principal condición para comenzar a subir el tipo de interés. En la rueda de prensa posterior a la declaración, Bernanke pareció ser indiferente a la reciente subida en los precios y sensación de inestabilidad en los mercados financieros, estableciendo así un tono más positivo de lo que los mercados esperaban. Los rendimientos en los bonos aumentaron en toda la curva de tipos de interés, hubo mucho volumen de negociación produciendo violentos movimientos de precios, en los que el dólar subió fuertemente.

Hay que decir, que estamos de acuerdo con la evaluación de las perspectivas económicas de Bernanke que describió en la rueda de prensa. Esperamos que los movimientos del mercado se mantengan durante las próximas semanas, y ser muy cuidadosos posicionándose en contra del dólar.

Print

Escrito por Mercedes Estrada

Marketing Manager para España y Portugal de Ebury. Licenciada en Economía por la UCLM, postgraduada en Dirección de Empresas y especializada en marketing de contenidos.