Continua la volatilidad en los mercados esta semana

Mercedes Estrada17/Jun/2013Análisis del Mercado de Divisas

Los mercados permanecieron volátiles la semana pasada, aunque no mostraron ningún movimiento metódico de ‘’apetito o aversión al riesgo’’ que habían acompañado previas correcciones desde el comienzo de la crisis en 2008-2009. Los diferentes tipos de activos se movieron mayormente sin mostrar ninguna correlación. El único motivo en común que puede estar identificado con esta volatilidad, es que la mayoría de las operaciones de los pasados meses (Por ejemplo las posiciones en corto del Yen y las posiciones en largo de activos de mercados emergentes) continuaron siendo las más castigadas. Bajo nuestro punto de vista, esto parece ser un claro indicador de que lo que estamos viendo no es otra cosa que una exceso de operaciones que se han ido deshaciendo, en lugar del desapalancamiento generalizado que marcó el colapso de 2008-2009.

En el mercado de divisas, estamos viendo una continuada presión en las posiciones que habían llegado a ser más extremas entre los traders de futuros especulativos. Hemos destacado durante un tiempo que el “Informe sobre el compromiso de los traders”, el IMM, publicado por el CFTC (agencia federal independiente americana que se encarga de la regulación de las bolsas de comercio y del mercado de futuros) apuntó a un record de posiciones cortas del yen y largas del dólar entre los traders. El movimiento del mercado ha seguido estos datos hasta ahora, con una depreciación del dólar respecto a la mayoría de las divisas y una apreciación del yen a cotas no vistas desde la crisis del 2008-2009. El último informe publicado el pasado viernes, muestra una importante compensación de las posiciones en corto del euro, mientras que las posiciones en corto del yen no muestran ningún cambio. Por nuestra parte, pensamos que la apreciación del euro ha llegado a su fin y esperamos ver una continuada volatilidad en el yen,

EUR

La semana pasada, tuvimos diferentes noticias macroeconómicas en la Zona Euro. La producción industrial de abril mostró un signo incierto pues volvemos a la dicotomía entre un núcleo fuerte y una periferia débil. La producción industrial francesa y alemana sorprendió al alza, subiendo fuertemente un 2,2% y 1,2%, respectivamente, fueron Italia y España las que mostraron un mayor deterioro. Además, el crecimiento del PIB italiano del primer trimestre fue revisado de nuevo por debajo de la ya deprimente lectura inicial: de -2,1% a -2,6% anual desestacionalizado.
El retorno del paradigma núcleo fuerte / periferia débil, es sin duda una mejora con respecto a las noticias desfavorables a las que nos habíamos acostumbrado sobre la Zona Euro, pero difícilmente constituye una mejora significativa para las perspectivas del euro. La moneda común ha sido apoyada recientemente por exceso de posicionamiento a corto entre los especuladores, pero esperamos que la tendencia a la baja se reanude ahora que el excedente ha sido ampliamente compensado.

USD

Las ventas minoristas de la semana pasada, confirmaron la exagerada preocupación ante la desaceleración económica en los EE.UU durante el segundo trimestre. Las solicitudes de desempleo semanales, que es el indicador más evidente sobre la salud de la economía de EE.UU., también están probando nuevos mínimos del ciclo, por debajo del nivel de 340.000.

Junto con el informe positivo de empleo no agrícola, estos datos nos ayudan a sentirnos más cómodos con nuestra (ligeramente modificada) previsión del 2% de crecimiento del PIB para este trimestre, y 2,75% de crecimiento del PIB para todo el año. Esta semana, estaremos centrados en a la reunión de la Fed esta semana, seguida de la conferencia de prensa como es habitual.

En ella, se espera que el presidente Bernanke vaya a arrojar más luz sobre la pregunta clave que obsesiona a los traders en las últimas semanas: ¿Comenzará la Fed a frenar la política de flexibilización cuantitativa en septiembre, o va a esperar hasta diciembre?

GBP

Las noticias macroeconómicas del Reino Unido mantuvieron su impulso positivo durante la semana pasada. La producción industrial aumentó ligeramente en abril, en contra de la contracción que la mayor parte de analistas estaban esperando. La actividad del sector de la construcción cayó un 6,5% mensual. En cualquier caso, estos datos no se ajustan estacionalmente, y esta caída es considerablemente mejor que la que solemos ver normalmente durante el mes de abril. Junto con la estabilización del mercado de trabajo y un modesto aumento de los salarios, los datos extraídos parecen estar validando la recuperación que habíamos visto en el sentimiento de los índices PMI. Por ello, no esperamos un aumento en el objetivo de compra de bonos del Banco de Inglaterra para agosto y por nuestra parte, hemos revisado nuestros pronósticos sobre la libra.

Print

Escrito por Mercedes Estrada

Marketing Manager para España y Portugal de Ebury. Licenciada en Economía por la UCLM, postgraduada en Dirección de Empresas y especializada en marketing de contenidos.