El esperado final del QE3 por parte de la Fed hunde los precios de los bonos y de las divisas emergentes

Mercedes Estrada03/Jun/2013Análisis del Mercado de Divisas

Estamos viviendo a nivel mundial un ensayo de lo que podría ser básicamente una retirada de las medidas de flexibilización por parte de la Reserva Federal. Como hemos estado prediciendo durante algunos meses, la economía americana está manteniendo una creación de empleo y un crecimiento moderado. Por consiguiente, las autoridades de la Reserva Federal parecen hacer alusión a una reducción de las medidas de compra de bonos que podrían tener lugar este mismo verano. Esta perspectiva, parece respaldar los rendimientos en el mercado de bonos a nivel mundial. En particular, los más afectados fueron los bonos americanos y los instrumentos de rendimiento fijo que se habían visto beneficiados por los efectos del QE. Mientras que las materias primas y los valores de renta variable parecen mantenerse, el mercados de divisas parece verse afectado por una ronda de desapalancamiento. Estos movimientos de desapalancamiento son especialmente drásticos en aquellas divisas que han sido tratadas como apuestas de un solo sentido, como el Yen, así como algunas divisas de los mercados emergentes de mayor rendimiento con una cuenta corriente negativa, como el AUD, NZD y notablemente el ZAR.

Esperamos que la volatilidad continúe en los pares de divisas más expuestos a cambios bruscos en la percepción y posicionamiento de los inversores. Además del JPY, AUD, NZD y ZAR mencionados anteriormente, seguiremos de cerca los movimientos en el IDR, INR, BRL y MXN. Esta semana está llena de eventos, tendremos la reunión que mantendrán los mayores bancos centrales (BCE, Banco de Inglaterra, Banxico y la Reserva Federal), la publicación de los datos del PMI de las economías desarrolladas y de nuevo, los datos del mercado laboral en los Estados Unidos el viernes para cerrar la semana.

GBP

No hubo datos macroeconómicos de primer nivel ni sorpresas políticas en el Reino Unido la semana pasada. La principal excepción fue la encuesta de ventas al por menor del CBI (Confederación Británica de Industria), que se debilitó ligeramente hasta -11 en Mayo, confirmando el mensaje de la encuesta del BRC (Consorcio Británico de Ventas al por Menor), que también apunta a un deslizamiento en la demanda de los consumidores. La libra tuvo una semana tranquila, moviéndose entre un rango muy ajustado de +/-0,3% contra el euro y persiguiendo la moneda común un poco al alza contra el dólar. Esperamos que la volatilidad vuelva a la libra esta semana, ya que traders e inversores asimilarán las reuniones del banco central, cifras del índice PMI y nóminas en EE.UU.

EUR

Los datos de inflación de Mayo, resultaron una clara prueba más de la total ausencia de presiones inflacionarias en la Zona Euro en su conjunto. La inflación actual global es del 1.4%, y la inflación subyacente cayó más hasta alcanzar el 1.2%. Esto debería presionar más al BCE para anunciar nuevas medidas reactivadoras en su reunión mensual del jueves, no se trata sólo de la economía atascada en la anteriormente nombrada recesión permanente, además los números de inflación se están moviendo muy por debajo de su marcado objetivo de “cerca, pero por debajo 2% “y acercándose a la deflación”. A pesar de los esfuerzos del BCE para cambiar las expectativas respecto a la flexibilización política de las PYMES, esperamos que los acontecimientos obliguen a este a dar a conocer importantes avances en el frente a la flexibilización de las PYMES, así como una mayor visibilidad sobre la posibilidad de tasas de interés negativas.

USD

La publicación del informe de empleo en los EE.UU. este viernes se perfila como la noticia macroeconómica más importante en mucho tiempo. Los mercados están completamente enfocados en el tiempo remanente para la reducción progresiva de QE, y ésto a su vez depende totalmente de la evolución del mercado de trabajo, dada la ausencia de presiones inflacionarias.

La tendencia en los últimos seis meses ha sido ligeramente superior a 200.000 nuevos empleos al mes, y una tasa de desempleo ligeramente descendente. Si efectivamente el dato de empleo sale positivo, provocará que los inversores estimen que el llamado QE se iniciará a finales de verano, y es probable que conduzca a fuertes movimientos al alza tanto en los rendimientos de los bonos, como en las monedas de los mercados emergentes.

Poco después de que el informe de nóminas salga, Ebury Partners publicará un análisis sobre sus posibles implicaciones para los mercados financieros y concretamente para el mercado de divisas.

Print

Escrito por Mercedes Estrada

Marketing Manager para España y Portugal de Ebury. Licenciada en Economía por la UCLM, postgraduada en Dirección de Empresas y especializada en marketing de contenidos.