La venta de valores de renta variable japoneses crean pánico en los mercados y las declaraciones de la Fed deprecian el dólar

Mercedes Estrada28/May/2013Análisis del Mercado de Divisas

La semana pasada vimos un movimiento de mercado un tanto peculiar: tanto los valores de renta variable como los bonos del gobierno cayeron, el primero de ellos debido a un gran movimiento en los valores de renta variable japoneses. Estas caídas superaron el jueves el 7%. Teniendo en cuenta que esta depreciación viene precedida por una de las mayores apreciaciones en la historia del mercado japonés, las bolsas en Tokio solo cedieron las ganancias de las pasadas dos semanas.

El motivo de estos movimientos fue la publicación de la reunión de la FOMC y las declaraciones de Bernanke en el congreso. Ésto mostró que el principal debate que se está llevando a cabo está relacionado con la disminución progresiva de la adquisición de activos, que podría dar comienzo en el mes de septiembre. Como era de esperar, los rendimientos de los bonos americanos aumentaron, y aquellos mercados donde predominaban las posiciones alcistas en el dólar se depreciaron fuertemente. De alguna manera estos movimientos bajistas del dólar y del yen,al alza, mostraron de alguna manera esta relación.

GBP

Las dos principales noticias que se produjeron la semana pasada en el Reino Unido, fueron relativas a la inflación y la publicación de la reunión mantenida por el Comité de la Política Monetaria; ambas dieron señales divergentes en cuanto a la futura dirección de la política monetaria. La publicación del IPC sorprendió a a la baja. La inflación general cayó desde el 2,8% interanual hasta el 2,4%.

Lo más relevante fue que la práctica totalidad de la caída se produjo en los componentes básicos y menos volátiles, los cúales cayeron del 2,4% interanual al 2%. Esta evolución podría abrir la puerta a una re-implantación de las medidas de flexibilización económica, pese a que la reunión del Comité de la Política Monetaria de mayo mostró un endurecimiento en las miras por parte de los seis (de nueve) miembros que votaron contra mayores estímulos, en relación a la reunión de abril.

Debe tenerse en cuenta que esta reunión se produjo hace tres semanas. Por ello, nos inclinamos por dar un mayor peso al reciente informe del IPC y mantener nuestro pronóstico de una mayor expansión de las medidas de flexibilización económica en la reunión de agosto. Los inversores parecen estar de acuerdo con nuestra evaluación, estableciendo posiciones cortas con la libra tanto contra el Euro como contra el dólar durante la semana.

EUR

Los indicadores más adelantados de la situación de la economía de la Zona Euro, los índices de confianza del PMI, fueron emitidos la semana pasada. Éstos mostraron una leve mejoría, y el PMI compuesto aumentó 0,8 hasta 47,7.

Sin embargo, estos datos permanecen firmemente arraigados en territorio de recesión, y son coherentes con la contracción del PIB del 1% anual desestacionalizada. Cabe señalar que todos los índices PMI de tamaño medio o grande de la economía de la Zona Euro está por debajo del nivel de 50 que indica estancamiento. Todos apunta a una continuación de la permarecesión de la economía Europea en el segundo trimestre de 2013.

Los mercados, sin embargo, reaccionaron ligeramente a estos desarrollos macroeconómicos en gran medida por la limpieza de las posiciones cortas en los mercados de divisas, y el euro se ganaba un rebote en 1% frente al dólar y un poco más que frente a la libra esterlina.

USD

Ciertos informes económicos de segunda categoría que fueron emitidos la semana pasada no han cambiado de forma significativa la imagen sobre la salud económica de los EE.UU.. Las ventas de viviendas nuevas aumentaron más de lo esperado, al igual que los precios, y se redujo el inventario de viviendas sin vender. Todo ésto apunta a una mejora aún mayor del sector inmobiliario en la segunda mitad del año, y seguimos esperando que el sector contribuya un 0,5% -0,75% al impulso de crecimiento del PIB a lo largo de 2013. En cambio, las datos del sector manufacturero fueron más mixtos.

El PMI bajó en el último dato mensual, aunque situandose en 51.9 sigue siendo coherente con una expansión moderada. Los nuevos pedidos de bienes duraderos también salieron mejor de lo esperado, y apuntan a una expansión de alrededor del 5% en este trimestre en el gasto real en equipos y software.

Nuestro punto de vista sobre el crecimiento moderado se sitúa dentro del rango de 2,5%-3,5% en 2013, y esperamos que la brecha entre los rendimientos de la divisa estadounidense frente a las monedas europeas continue a lo largo del año.

Print

Escrito por Mercedes Estrada

Marketing Manager para España y Portugal de Ebury. Licenciada en Economía por la UCLM, postgraduada en Dirección de Empresas y especializada en marketing de contenidos.