Los buenos datos económicos en Estados Unidos hacen que el dólar se recupere

Mercedes Estrada20/May/2013Análisis del Mercado de Divisas

El dólar siguió apreciándose la pasada semana, impulsado por la gran divergencia entre los escenarios macroeconómicos de los Estado Unidos y los del resto del mundo, especialmente en Europa. Las preocupaciones sobre una desaceleración en los E.E.U.U. parecen desvanecerse, a pesar de que en China se esté produciendo la mayor desaceleración de la última década y de que Europa no consiga salir de su doble recesión. La fuerza del dólar parece desvincularse de la teoría del riesgo asociado, de hecho, vimos a los valores de renta variable alcanzar un nuevo máximo, los metales preciosos caer un 5% y a los rendimientos del gobierno bajar; en especial al de los Estados Unidos. La Reserva Federal sigue insinuando que podría retirar su programa de flexibilización cuantitativa en los próximos meses, lo cual añade un mayor apoyo a nuestro punto de vista de que la Fed liderará antes que otros bancos centrales el proceso de reducción progresiva de su programa de flexibilización cuantitativa.

GBP

El informe de inflación de mayo fue publicado el miércoles por el Banco de Inglaterra. De acuerdo con el consenso, las expectativas de crecimiento económico se han revisado ligeramente al alza, ya que el informe del PIB del primer trimestre del año salió mejor de lo esperado.

Sin embargo, la inflación se ha revisado significativamente a la baja desde febrero. Éste es el último informe que será publicado bajo la dirección de Mervyn King. Carney se hace cargo del ejecutivo, y en nuestra opinión, una mayor expansión de las medidas cuantitativas en la reunión de agosto se basa en nuestras expectativas de un estilo de liderazgo más agresivo del gobernador entrante, debido al impacto negativo en la producción del Reino Unido de la continua recesión en Europa.

La libra se ha mantenido cotizada por el mercado en base a nuestra previsión, siguiendo al alza frente al euro pero disminuyendo notablemente frente al dólar de EE.UU.

EUR

La cadena de sorpresas económicas negativas de la Zona Euro no muestra signos de relentización. La semana pasada se produjo un crecimiento del PIB del primer trimestre. El consenso mostró una contracción de trimestre en trimestre del 0,5%, desestacionalizada y anualizada, no obstante finalmente se conoció que realmente se contrajo 0,9%. Los datos a nivel nacional también fueron deprimentes. La economía alemana creció solo un 0,3%, una recuperación un tanto decepcionante teniendo en cuenta la caída de un -2.7% durante el trimestre anterior. Tras publicar dos trimestres consecutivos de contracción, Francia ha vuelto a entrar en recesión. Italia se contrajo un -2,7%, y su economía ahora es menor de lo que era cuando tocó fondo por la crisis de 2009.

Estas figuras ilustran exactamente lo que nos referimos como “perma-cesión” en Europa. La Zona Euro se ha contraído durante 6 trimestres consecutivos, el periodo más longevo de la historia.
Además de PIB, una combinación de efectos del calendario de primavera y la caída de los precios de las materias primas ha llevado a una sorpresa a la baja de la inflación en la Zona Euro.

Estas continuas sorpresas bajistas del crecimiento económico y la inflación deberían poner más presión sobre el BCE, por lo que ahora esperamos nuevos e importantes anuncios en lo que se refiere a facilitar el acceso al crédito para las PYME y/o el anuncio de tasas negativas en la reunión de junio. Los inversores se muestran cada vez más de acuerdo con nuestro punto de vista y la moneda común dilató su caída frente a las principales divisas, exceptuando el yen.

USD

Un fuerte nominal en las ventas al por menor en abril, combinado con una lectura de la inflación menor de la esperada, nos hace sentir más cómodos con nuestro pronóstico de un crecimiento global del 2,5-3,5% en EE.UU y de un 2,5% para el segundo trimestre. La demanda estadounidense claramente se está manteniendo bien y hasta el momento ha esquivado el efecto tanto de las subidas de impuestos de enero como de los recortes presupuestarios. Desde hace ya unos meses, venimos señalando un virtuoso ciclo entre empleo, consumo e inversión privada y las cifras económicas obtenidas de los EE.UU hasta el momento, respaldan totalmente nuestra predicción.

El fuerte contraste con el desastre en el Atlántico, junto con la caída del crecimiento en China y en los precios de las materias primas, nos hace sentir más cómodos con nuestra pronóstico de un rally sostenido del dólar en el medio plazo.

Print

Escrito por Mercedes Estrada

Marketing Manager para España y Portugal de Ebury. Licenciada en Economía por la UCLM, postgraduada en Dirección de Empresas y especializada en marketing de contenidos.