Los datos de empleo en EEUU y la reunión del BCE marcan la semana

Mercedes Estrada07/May/2013Análisis del Mercado de Divisas

Los mercados esperaban ansiosos dos eventos clave la semana pasada: la reunión de Mayo del BCE y el informe de empleo no agrícola de los EE.UU.. Este último no nos decepcionó. El BCE finalmente reconoció el pésimo estado de la economía de la zona euro y recortó los tipos de interés, extendió la asignación total de liquidez y anunció “consultas” para la aplicación de más medidas de flexibilización. Por el contrario, el informe positivo sobre el empleo en EE.UU. proporcionó un respiro a una serie de temores sobre los esperados datos debilitados, y un alivio en cuanto al posible decrecimiento de la economía durante la primavera. Las malas noticias acentuaron la gran brecha macroeconómica del Atlántico: una moderada pero fuerte recuperación de EE.UU., y una economía europea atrapada en lo que nos referimos como “perma-cesión”.

GBP

Una serie de sorpresas positivas externas al Reino Unido continuaron la semana pasada. Los indicadores de confianza del PMI para la fabricación y los servicios aumentaron durante el mes de Abril. Dicho índice se encuentra en un nivel consistente, 52.4, teniendo en cuenta el lento crecimiento que vimos en el informe del PIB del primer trimestre. Asimismo, existen indicios de la mejora del mecanismo de transmisión monetaria y en las PYMEs en particular, están viendo un impacto positivo del Banco de Inglaterra mediante sus esfuerzos para facilitar el acceso al crédito. Estas mejoras serán, probablemente, suficientes para mantener el Comité de Política Monetaria a la espera de la reunión de esta semana, además estamos muy satisfechos con nuestras previsiones para una libra esterlina fuerte frente al euro.

EUR

Acerca del euro, la semana pasada emitimos un informe especial con un análisis en profundidad sobre la decisión del BCE de recortar el tipo de interés. En resumen, el BCE decidió reducir la tasa de refinanciación, en un 0,25 hasta un 0,5%. Estas medidas han sido ampliamente (aunque no universalmente) esperadas por los mercados. Sin embargo, Draghi, con una clara intención de maximizar el impacto de la decisión sobre el tipo de interés, puso de manifiesto una nota claramente pesimista durante la rueda de prensa posterior a la decisión. Los mercados se centraron en el aparente giro de Draghi acerca de la cuestión de las tasas depositarias negativas, una posibilidad que ahora parece aceptar. Consideramos las decisiones del jueves como pasos modestos, aunque en la dirección correcta. La recuperación durante la segunda mitad de este año en la que Draghi sigue basándose, es una perspectiva cada vez más remota.

Tal vez a largo plazo, sea de mayor importancia el cambio de retórica sutil pero persistente hacia un aumento del número de funcionarios de la zona euro, lejos de la austeridad actual. El Primer Ministro italiano Letta y el Presidente francés Hollande parecían pactar semana pasada con declaraciones anti-austeridad bastante explícitas. Siendo discrepantes ante las políticas de austeridad de largo plazo, pensamos que estos reconocimientos de la realidad económica son un cambio bienvenido, aunque esperaremos a ver cómo la retórica se traduce en políticas reales antes de cambiar nuestros puntos de vista y previsiones.

USD

Los temores de una desaceleración económica durante la primavera en los EE.UU. se han suavizado por el ya nombrado positivo informe de empleo no agrícola que ha mostrado un aumento de 165.000 empleos en Abril. Más importante aún, fue la revisión al alza de las cifras de los dos meses anteriores, con un aumento durante Marzo de 50.000, y durante Febrero de 64.000. Así pues, este aumento del mes de Febrero mostró el dato más alto desde noviembre de 2005. La importancia de esta publicación debilitó las lecturas de la encuesta PMI la cual cayó a mínimos desde hacía varios años, aunque permaneciendo por encima del umbral 50 que separa el crecimiento de la contracción. El continuo impulso del mercado inmobiliario y una velocidad moderada en el ritmo de creación de empleo son consistentes con nuestras expectativas de crecimiento dentro del rango de 2.5% a 3.5% para 2013. Nuestra opinión de que la Reserva Federal va a llevar a todos los demás bancos centrales a la anulación de las medidas no convencionales parece estar apoyada por la evidencia, y esperamos que esto proporcione soporte para el dólar frente a las principales divisas.

Print

Escrito por Mercedes Estrada

Marketing Manager para España y Portugal de Ebury. Licenciada en Economía por la UCLM, postgraduada en Dirección de Empresas y especializada en marketing de contenidos.