Los activos de riesgo se aprecian y las noticias mixtas en los Estados Unidos empujan una apreciación del EUR

Mercedes Estrada15/Apr/2013Análisis del Mercado de Divisas

Los activos de riesgo se apreciaron en su mayoría la semana pasada, y algunos en especial (los activos de renta variable japoneses y americanos) se beneficiaron incluso más con la nueva ronda de QE (Flexibilización cuantitativa) de la Reserva Federal. En Europa, la mala situación macroeconómica y la relativa falta de actuación del Banco Central pesó en el crédito y en los activos europeos.

En el mercado de divisas, la ausencia de noticias de carácter político y económico que pudiesen provocar ciertos movimientos, junto con unos datos de ventas al por menor peor de lo esperado en los Estados Unidos, dejaron atrás la caída del euro que se apreció cerca de un 1% respecto a la libra y al dólar. La divisa más volátil, el yen japonés, llego a rozar la cota de los 100 por dólar, pero acabó la semana cerrando por debajo en los 98,50. La apreciación del euro respecto al yen cesó. Esperamos noticias de carácter político en Europa que puedan hacer cierto ruido y afectar a esta apreciación del euro.

EUR

La semana pasada fué poco fluida en cuanto a datos macroeconómicos o noticias políticas, y el euro subió moderadamente, como suele suceder en este tipo de semanas. En el frente político, el Eurogrupo acordó un año más de los ya siete años de extensión del plazo de vencimiento de los préstamos oficiales a Portugal e Irlanda. Ésto es positivo marginalmente, pues creemos que el problema no es el momento de la devolución sino la falta de sostenibilidad de las cargas de la deuda pública en el contexto de Europa, en permanente recesión. Se divulgaron más noticias de corte negativo acerca del proceso sindicato bancario, en el cual se señaló que Alemania no está dispuesta a llevar a cabo un progreso significativo en el corto plazo. Ésto no va a disipar las preocupaciones sobre el estado de los depositantes de los bancos periféricos asustados por los recortes del presupuesto de Chipre.

Las noticias macroeconómicas han sido sombrías, como venimos viendo. A pesar de que en Febrero la producción industrial aumentó ligeramente respecto a los niveles deprimentes de enero, se debió a un aumento relacionado con el clima en la producción de energía. Es evidente que la contribución del sector de bienes al crecimiento del primer trimestre será negativo. Como la inflación en Europa continúa su baja marcha (hasta el 1,7% en marzo), nos mantenemos completamente desconcertados por la negativa del BCE a hacer uso de cualquiera de los niveles monetarios a su disposición, y esperamos que, como mínimo, la disidencia dentro de sus filas se hará más evidente en las semanas siguientes.

GBP

Los datos procedentes del Reino Unido coincidieron con nuestras expectativas de crecimiento cero de la economía en el primer trimestre, y el riesgo de un decrecimiento ha empezado a auentar. Los resultados de la construcción, que aumentó un 5,5% de Enero a Febrero, supuso una fuerte caída en términos desestacionalizados. Esta caída del sector tendrá un fuerte impacto en los números del PIB. Más noticias negativas se conocieron a lo largo de la semana, con una caída en las exportaciones de Enero a Febrero del 2,8%, lo que también afectará a la caída de los datos del PIB.

Dados los buenos datos de ventas al por menor, mantenemos nuestro expectativas para el crecimiento del Reino Unido al 0%, con un tendencia a la baja. Con esta situación, los miembros del comité de políticas monetarias moverán sus posturas hacía un aumento en el objetivo de compra en su próxima reunión en Mayo. Esperamos que esto tenga un impacto negativo sobre el euro y aún más sobre el resto de divisas.

USD

Entrada la primavera se han debilitado las noticias macroeconómicas provenientes de Estados Unidos, como ya lo venimos viendo durante los dos últimos años. Las ventas al por menor de Marzo cayeron un 0.4%, además durante los dos meses anteriores vimos importantes revisiones a la baja. Este informe pone en tela de juicio nuestras anteriores declaraciones sobre las subidas de impuestos del 2013 que habían tenido poco efecto en el gasto de los consumidores, por lo que presenta algunos riesgos a la baja para nuestro pronóstico de crecimiento del 3% para este trimestre y del 3.2% para todo el 2013. Continuamos apostando por nuestro pronóstico hasta ahora, pues las contribuciones de inversión en vivienda y empresas se mantienen en crecimiento. No obstante, prestamos mucha atención a las recientes noticias sobre el debilitamiento del mercado laboral y el gasto de los consumidores. El dólar reaccionó de hecho muy negativamente al conocerse la noticia de las ventas al por menor, y la mayor parte de su pérdida semanal frente al euro se produjo la noche del viernes después de la publicación de dicho informe.

Print

Escrito por Mercedes Estrada

Marketing Manager para España y Portugal de Ebury. Licenciada en Economía por la UCLM, postgraduada en Dirección de Empresas y especializada en marketing de contenidos.